Banco Sabadell incrementa un 9,7% su cartera de fondos de pensiones tras comprar la CAM


La situación económica actual ha llevado a muchos ahorradores a limitar al máximo sus aportaciones a planes de pensiones porque su capacidad para ahorrar se ha reducido. Sin embargo, Banco Sabadell ha conseguido en el primer semestre del año aumentar un 9,7% su cartera de estos productos gracias a la adquisición de Banco CAM. Ahora, gestiona 3.184 millones de euros, frente a los 2.903 millones de un año antes.

Sin embargo, la cartera de fondos de inversión ha decrecido un 0,9% y ha quedado en 8.533 millones, descenso que el grupo justifica por la negativa evolución de los mercados. En este caso, la CAM tenía menos desarrollado el negocio. La prueba es que, en su caso, los fondos apenas representaban el 1,8% de los recursos totales de clientes, en tanto que en el Sabadell suponían el 9,6%.

En los planes de pensiones y seguros de vida, el gap es mucho menor aunque sigue mostrando una mayor presencia del banco catalán en ambos negocios de gestión de activos. Para la CAM son el 9,4% de los recursos de clientes, mientras que para el Sabadell es el 11,7%. Por ello, el consejero delegado de la entidad, Jaime Guardiola, aseguró ayer en rueda de prensa que "hay potencial de mejora", lo que debería derivar, a su juicio, en un incremento de las comisiones facturadas.

En total, el banco cuenta con 20.478 millones en recursos de clientes fuera de balance (a las pensiones y fondos hay que añadir los 7.742 millones que tiene en seguros), un 10,3% más que el año anterior. Los recursos totales se elevan a 96.049 millones.

Los recursos de clientes en balance, en los que la CAM ha aportado mucho más, han crecido un 47,9%, hasta 75.571 millones. De estos, 27.449 millones son cuentas a la vista, y otros 48.122 millones son otros recursos a plazo, entre los que se incluyen depósitos, participaciones preferentes, obligaciones necesariamente convertibles en acciones, bonos simples y pagarés comercializados por ambas redes.

El crecimiento en la cartera de fondos y pensiones no se ha reflejado, sin embargo, en los ingresos por comisiones que ha generado. De hecho, las tasas facturadas por gestión de activos descendieron un 18,7% en ese periodo. Cayeron desde 62,6 millones a 50,9 millones. A cambio, crecieron las de servicios y las de inversión, lo que permitió que el saldo final permaneciera plano en 288,8 millones.

La entidad ganó en los seis primeros meses del año 90 millones de euros, un 45,1% menos, debido a los casi 1.900 millones realizados en saneamientos inmobiliarios exigidos por el Gobierno. La adquisición de la CAM le libró de caer en pérdidas por las nuevas normativas gracias a que aportó 933 millones a los resultados por el fondo de comercio negativo generado.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído