Banco Sabadell ganó 90 millones hasta junio gracias a la compra de la CAM


El Banco Sabadell obtuvo en los seis primeros meses del año un beneficio de 90,11 millones de euros, un 45% menos que en el mismo periodo del año anterior. La compra de la CAM ha permitido que la entidad no entrara en pérdidas y que pudiera hacer buena parte de los saneamientos exigidos por el Gobierno. Ha sido gracias a que la adquisición de la caja alicantina ha permitido ingresar 933 millones derivados del fondo de comercio negativo que se generó en la operación. Así se han compensado en buena medida los 1.900 millones realizados en provisiones y se ha podido acabar el semestre en positivo.

El presidente de la entidad, Josep Oliu, explicó hoy en rueda de prensa que el resto de provisiones que quedan por hacer, unos 700 millones, se realizarán en los dos próximos semestres "de manera ordenada", lo que permitirá que el banco no entre en pérdidas en ningún momento, ni en 2012 ni en 2013. Posteriormente, se podrán realizar importantes beneficios, explicó, ya que apenas habrá que realizar saneamientos ya que se están haciendo todos ahora.

En los resultados del primer semestre, destacan los 100 millones conseguidos con la deuda pública española, explicó el director financiero, Tomás Varela, quien señaló que la mayoría de los ingresos de estas operaciones derivan de deuda comprada hace tiempo y que no tiene las rentabilidades que se están pagando actualmente. En las últimas subastas, explicó, no han realizado compras, aunque no descartan hacerlo en las próximas, ya que tienen una "confianza total" en estos activos.

Fruto de estas operaciones y de la operativa habitual de la entidad (incluyendo un mes de la CAM), el margen de intereses creció un 11,7%, hasta 854,2 millones. El margen bruto aumentó un 6,5%, después de que las comisiones tuvieran una evolución prácticamente plana y los resultados de operaciones financieras crecieran un 48,4%.

No habrá rescate

Oliu admitió que los resultados son "relativamente pequeños", pero destacó que permiten cumplir sin problemas y sin solicitar ayudas públicas las exigencias del Gobierno. Además, se han conseguido en una "malísima coyuntura" del país, en palabras del consejero delegado, Jaime Guardiola. Pese a esta opinión y a considerar que hay escenarios difíciles que tienen ciertas posibilidades de ocurrir, Oliu se mostró convencido de que el rescate a España no tendrá lugar porque "es una forma cara de solucionar los problemas que tiene Europa". A su juicio, sería mejor hacerlo "a través del mercado de bonos".

Se mostró satisfecho, eso sí, por la determinación de la CNMV y el Gobierno de prohibir las posiciones cortas. Entiende que estas operaciones son "altamente desestabilizantes" para la situación financiera del país y que era "absolutamente necesario". No quiso pronunciarse si con tres meses será suficiente, aunque sí confió en que en ese periodo "se haya solucionado el problema que ha motivado esta decisión".

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído