Banco Sabadell estudia la compra de la red de BMN en Cataluña


BMN es una de las entidades que necesitan nuevas ayudas públicas. Los fondos recibidos de la Unión Europea podrían rondar los 500 millones de euros, que habrían de añadirse a los 915 millones recibidos ya del fondo de rescate español. La cifra de las nuevas ayudas podría reducirse sustancialmente si vende parte de su red, ya que así reduciría sus riesgos. Y esa opción es precisamente la que tiene encima de la mesa Banco Sabadell: adquirir la red que BMN tiene en Cataluña procedente de Caixa Penedés, aseguran a Funds Peoplr fuentes del sector.

Se trata de 445 oficinas con unos activos que rondan los 20.000 millones de euros, según la documentación que tiene en su poder el banco de inversión Nomura, con el que habitualmente trabaja BMN. De llevarse a cabo la operación, para la que todavía no hay negociaciones, se traspasaría todo el negocio de esas sucursales al Sabadell, aunque limpio de todos los créditos e inmuebles problemáticos que se traspasen al banco malo. También se quedaría con las oficinas y con los empleados que trabajan en ellas, que rondan los 1.500.

La materialización de la operación es compleja porque no habrá ningún tipo de ayudas para la entidad compradora (como sí ha ocurrido hasta ahora para la venta de entidades nacionalizadas o con ayudas). Además, BMN no está dispuesto a vender su red a cualquier precio, ni siquiera aunque la operación le permita reducir la factura de nuevas ayudas y le ahorre buena parte de los cuantiosos gastos que supondrá la reestructuración de la red a la que le obligará Bruselas para concederle el apoyo financiero.

Banco Sabadell, que todavía tiene mucho recorrido para aumentar su cuota de mercado en Cataluña, está estudiando las cifras de BMN en Cataluña y debería tomar una decisión antes de que a finales de este mes la Unión Europea dé su dictamen sobre el plan de recapitalización presentado por BMN. Sin embargo, eso no asegura que vaya a presentar una oferta.

La entidad ha mostrado siempre su disposición a seguir adquiriendo entidades en España (la última fue la CAM) y así lo aseguró el consejero delgado, Jaume Guardiola, en la presentación de resultados de la entidad. No obstante, dejó claro que no se sienten obligados a realizar nuevas operaciones y que hay que ver las fórmulas a seguir porque al final se trata de no dañar al accionista.

Para realizar la operación, el Sabadell tendría que captar unos 400 millones de capital, ya que para hacer frente a esto tipo de adquisiciones hace falta en torno al 2% de los activos ponderados por riesgo que se adquieren.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído