Banco Sabadell espera a los competidores para decidir su estrategia en la captación de pasivo


El Banco de España ha dado la orden de que se acaben los extratipos en los depósitos, pero no ha dejado claro cómo ha de hacerse y ni siquiera a qué productos afecta o a qué entidades. Ante ello, prácticamente todos los bancos españoles han bajado las remuneraciones de sus depósitos pero se mantienen a la espera de ver cómo se mueven los competidores para decidir su estrategia en la captación de pasivo. Prueba de ella la dio ayer el presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, que aseguró que esperarán a ver qué hace la competencia para plasmar su estrategia en captación de pasivo. "Este año lo más importante que tenemos es la gestión del margen", dijo el banquero, quien apostilló que dependiendo de la evolución del Euríbor y de la competencia "podremos fijar la remuneración de los depósitos". 

De momento, Sabadell ha reducido los tipos de interés de sus depósitos pero no ha anunciado una estrategia clara de si se decantará por la comercialización de otros productos que dejan más margen, como los fondos de inversión. Eso sí, la entidad podría permitirse el lujo de pagar extratipos en sus depósitos, ya que su nivel de solvencia está por encima del 10,25% exigido por el Banco de España para poder hacerlo sin penalización. No lo necesita por ahora, habida cuenta de que más del 50% de los depósitos que está captando proceden de entidades con problemas. Es lo que en el sector denominan insistentemente "fligh to quality" y de lo que se están beneficiando unas pocas entidades consideradas más fuertes.

El año pasado, aunque estas cifras están afectadas por la absorción de la CAM, Sabadell incrementó un 50,3% los depósitos, hasta 80.179 millones, en tanto que los recursos fuera de balance ascendieron un 15,1%, hasta 20.659 millones, lo que implica un ratio del 25,76% (de recursos de balance frente a los externos). Los fondos de inversión aumentaron un 7%, hasta 8.585 millones; los fondos de pensiones crecieron un 29,8%, hasta 3.709 millones, y los seguros comercializados ascendieron un 23,4%, a 7.313 millones.

Si el Sabadell espera a la competencia para determinar su estrategia de pasivo, lo que tiene bien claro y para lo que no necesita esperar a nadie es para insistir en su idea de seguir estudiando todas las compras que se pongan por delante. Es su obligación, dice Oliu, quien dejó claro que van a estudiar la adquisición de CatalunyaBanc, que debería salir a subasta en los próximos días, aunque su resolución depende mucho de qué tipo de ayudas se dé a la entidad compradora. El banquero tiene claro, eso sí, que no es favorito en esta puja y que mantendrá sus planes cuando este proceso termine. "Si no nos llevamos CatalunyaBanc, que es lo más probable, estaremos igual que estamos ahora y tendremos el mismo desafío", dijo. En esta puja parten con una posición preferente Santander y BBVA.

Para Oliu no existe un tamaño máximo para la entidad (más que el que pueda fijar Competencia) y tampoco un tamaño límite, así que seguirá estudiando todo lo que le ofrezcan, empezando por la entidad catalana y continuando por la gallega. "El banco tiene capacidad para acometer alguna otra operación", dijo y añadió: "Si las condiciones son favorables y los riesgos económicos están cubiertos podremos hacerlo". Todo depende ahora de si Hacienda concede el sistema de ayudas fiscales que las grandes entidades le están solicitando. 

Resultados

Banco Sabadell ganó el año pasado 81,9 millones de euros, lo que supone un descenso del 64,7% después de haber realizado dotaciones por importe de 2.540,6 millones el año pasado y de haber tenido un resultado negativo de 8,7 millones en el último trimestre. Las exigencias de nuevas dotaciones de las autoridades han castigado duramente sus resultados (al igual que en prácticamente todas las entidades), pues le han obligado a dedicar todos los ingresos del segundo semestre a cubrir estas provisiones. 

Sin embargo, el margen de intereses creció un 21,5% y el margen antes de dotaciones, un 4,8%, aunque estas cifras están también afectadas por la incorporación de la CAM, que provoca, entre otros factores, un aumento fuerte de los gastos del banco. Precisamente, sobre esta entidad, el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, admitió que entre la intervención por parte del Banco de España y la toma de poder por el Sabadell perdió 10.000 millones en depósitos. En los últimos tiempos, ha perdido el 20% de las nóminas y el 10% de las pensiones.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído