Banco Popular reestructura sus equipos de Banca Privada y de Clientes


Miguel Ángel Luna Mansilla, responsable de Banca Privada desde 2010, ha sido nombrado nuevo director de la división de Banca de Clientes, de la que dependen además, la Dirección y Gestión Comercial de la entidad, la Banca Multicanal y el departamento de Márketing.

La relación de Luna con Popular comenzó en 1991, en el departamento comercial. Dos años más tarde fue nombrado director de Particulares y Colectivos, hasta que en 1993 fue fichado finalmente por Banif, donde ocupó el cargo de director general. Posteriormente, en el año 2000, se incorporó al equipo de Activobank como responsable del área Comercial, Canales Directos y Marketing Directo. Las últimas paradas profesionales de Luna antes de volver a Popular fueron Banco Comercial Portugués y Triple A Capital Partners.

En 2006, el ejecutivo volvió como director de la oficina online de Banco Popular. En 2009 se unió al equipo de Popular Banca Privada, como subdirector general. Hasta su reciente ascenso, ha sido consejero director general de esta división y subdirector del grupo.

Carmen Ortiz Castaño, hasta ahora directora de la Oficina del Accionista de Popular, toma el relevo de Luna y le sucede en el cargo en Popular Banca Privada, división especializada en prestar servicio a clientes de alto patrimonio. Ortiz se incorporó a la entidad como directora general de Popular Gestión en septiembre de 2006 y más adelante como directora de Relaciones con Inversores. Anteriormente, trabajó en Banco Atlántico y Sabadell.

La nueva directora de la división ha declarado que “su principal objetivo será ofrecer una solución a la medida de cada cliente y un servicio personalizado de máxima calidad, en línea con el enfoque que siempre ha caracterizado a Popular Banca Privada”. El negocio de grandes patrimonios de la entidad gestiona 5.000 millones de euros y está formado por un equipo de 168 personas. El patrimonio medio de los inversores es de un millón de euros, aunque para acceder a los servicios de esta división es necesario como mínimo una cifra de 300.000 euros en activos líquidos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído