Banco Popular reconoce las negociaciones con Citibank para adquirir su negocio de banca minorista y de tarjetas


Banco Popular ha notificado a la CNMV mediante hecho relevante que “está negociando con Citibank España la adquisición del negocio de banca minorista y de tarjetas de esta entidad en España”. La entidad ha envíado una notificación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en la que explica que “cualquier acuerdo definitivo que pudiera alcanzarse como resultado de este proceso de negociación se comunicará al mercado oportunamente”.

De esta manera, la entidad española se haría con una red de sucursales que asciende a 45 sucursales con un equipo de 150 asesores, según indicaba Juan Luis Luengo, responsable de Fondos de Inversión de Citi en España, en el número 57 de la revista Funds People.

En esta misma entrevista, Luengo comentaba como los fondos de inversión habían sido un producto clave en la estrategia de la entidad, un producto que había experimentado un crecimiento importante en los últimos años. Este producto, “el vehículo perfecto” para Luengo, representa un 65% de los 2.000 millones de euros de activos bajo gestión dentro del negocio de Consumo del banco norteamericano en España.

Este patrimonio corresponde a un colectivo de clientes divididos como Citigold y Citiblue, en función de si superan los 75.000 euros en posiciones -los primeros- o no -los segundos-. En esta ocasión, Luengo reconocía como se estaban focalizando más en el segmento de banca personal (clientes Citigold) “para evolucionar en su modelo sostenible de asesoramiento”.

Su estrategia de distribución esta basada en su modelo de asesoramiento mediante carteras donde el producto individual queda en segundo plano. “No hacemos gestión discrecional de carteras; las carteras son el faro que deben seguir todos sus asesores”, detallaba Luengo.

La salida de España de las bancas internacionales

A las negociaciones de venta del negocio minorista de Citibank en España, se suman los rumores en torno a la filial española de Barclays, que según han indicado en los últimos días diferentes medios, podría estar en negociaciones con diferentes entidades para deshacerse de su negocio en España. Respecto a estas informaciones, la entidad declara que no comenta rumores de mercado.

Los activos de esta última, según datos de la Asociación Española de Banca a finales de noviembre, se situaban en los 23.162 millones, y cuenta con más de 3.000 empleados (datos a diciembre de 2012) y más de 270 oficinas.

Esta posible venta llega un mes después de que Jaime Echegoyen, anterior responsable de banca minorista en España, saliera de la entidad y fuera nombrado Consejero Delegado de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). Actualmente, al mando está Antonio Castro, nuevo Consejero Delegado de la filial en España, nombrado tras la salida también de Pedro Fernandéz de Santaella, antiguo responsable de la entidad, lo que conllevó a un cambio importante del equipo directivo de Iberia. 

Se desconoce si entraría también en las negociaciones la unidad de gestión de banca privada y gestión de activos, liderada por Iñigo Calderón, CEO de Barclays Wealth and Investment Management en España, que reúne un volumen a los 10.000 millones, según señaló él mismo en el Think Tank BNY Mellon Banca Privada, incluido en la revista número 61 de Funds People. Esta unidad cuenta con 32 banqueros que prestan servicio a más de 4.028 clientes o grupos familiares. 

Esta división, según apuntaba Calderón en una entrevista realizada en el número 60 de la revista Funds People, está orientado a clientes con un patrimonio superior a los dos millones de euros, aunque también existe un equipo especializado para Key Clients y Family Office cuando estos sobrepasan los 30 millones.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído