Banco Popular realizará una ampliación de capital de 2.500 millones de euros


El Consejo de Administración de Banco Popular ha acordado una ampliación de hasta 2.500 millones de euros, que supone elevar el capital más del 70% en función del descuento realizado, según adelantó ayer Vozpópuli. La entidad adoptó enla tarde del domingo después de que el ejercicio de estrés realizado por Oliver Wyman al conjunto de la banca española desvelara que la entidad registra un déficit de capital de 3.223 millones de euros en el escenario macroeconómico muy adverso.

El director financiero de la entidad, Jacobo González-Robatto, ha anunciado, además, que se cancela el pago del dividendo previsto para este mes de octubre y que la retribución al accionista se retomará "cuando las condiciones de la entidad permitan volver a concederlo". Los inversores están castigando duramente la cotización del valor en bolsa, que a mediodía caía el 12,3%, hasta 1,492 euros por acción, y que terminó la jornada con un descenso del 6,17%.

El Popular cuenta a su favor para realizar la ampliación con la alta representatividad de su Consejo, que es propietario del 42% del capital. De hecho, se ha comprometido a suscribir el 42% de los nuevos títulos (1.050 millones), por lo que al mercado tendrá que ir a conseguir el resto: 1.450 millones. De esta forma, y aunque no consiguiera nada en los mercados, se asegura prácticamente reducir su déficit de capital por debajo del 2% de los Activos Ponderados por Riesgo (APR), lo que evitará la entrada de ayudas públicas y, por tanto, su nacionalización. El banco pretende tener cubierto buena parte de su déficit de capital antes del próximo mes de diciembre.

En todo caso, González-Robatto aseguró hoy que durante la semana pasada se pusieron en contacto con numerosos bancos de inversión y han recibido una gran acogida a su propuesta, con lo que prevén hacer la colocación completa. El banco ha contratado a UBS para buscar nuevos accionistas. 

Eso sí, el interés recibido no evitará que la entidad tenga que hacer un importante descuento sobre el precio actual de las acciones para poder atraer a los inversores. La idea es que rondará entre el 40% y el 60%.

Ampliación pendiente 

El Consejo de Administración del Popular está integrado por la sindicatura de accionistas (9,6%); la Fundación Pedro Barrié de la Maza, que tiene un 7,1% fruto de la operación de compra del Pastor; la aseguradora Allianz (6,2%); la entidad francesa Crédit Mutuel (4,4%) y el grupo portugués Amorim (4,1%). El banco ya anunció una ampliación de capital por valor de 700 millones cuando absorbió el Pastor, pero esa operación nunca llegó a realizarse.

La entidad que preside Ángel Ron ha insistido en diversas ocasiones durante las últimas semanas en su vocación de seguir en solitario y ha rechazado de pleno la necesidad de ayudas públicas para garantizar su viabilidad. Justo después de conocerse el resultado de las pruebas practicadas por Oliver Wyman, el pasado viernes, el Banco Popular recordó que cuenta con "una sólida capacidad de generación de ingresos y la mejor eficiencia de la banca europea (ratio de 38%)". En esos parámetros pretende apoyarse la entidad para dejar sus necesidades de capital a cero. En este sentido, el Popular confía en conseguir los 723 millones restantes, si se consigue completar con éxito la ampliación, mediante las plusvalías por la venta de diferentes activos y futuros beneficios.

La entidad comunicará hoy esta ampliación a los diferentes organismos reguladores, así como el plan de negocio con el que tiene previsto paliar sus necesidades de capital, que será remitido en los próximos días al Banco de España para su aprobación tanto por las autoridades españolas como europeas. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas