Banco Alcalá, construcción de carteras a medida en búsqueda de la preservación de capital


Alfredo Álvarez-Pickman es desde comienzos de año el responsable de Inversiones de Banco Alcalá, la filial española de banca privada de Crèdit Andorrà y desde su equipo gestionan las sicav, carteras y fondos de inversión de la entidad española de manera autónoma e individualizada para cada cliente. “No trabajamos con perfiles. Tenemos una cartera modelo que adaptamos según las necesidades del cliente”, explica Álvarez-Pickman, quien previamente trabajaba en Espírito Santo Gestión.

El equipo de gestión está formado por cuatro profesionales y realizan su gestión de manera independiente a la del banco andorrano. Celebran comités semanales de inversión, en los que definen su asignación de activos y cómo implementarla. Gestionan en directo renta variable y renta fija europea y española y para el resto de activos recurren a los fondos de inversión. “En general, en la casa tenemos una filosofía value pues consideramos que es como se genera valor a largo plazo”, explica Álvarez-Pickman. “Aquí se sigue de verdad el principio de la búsqueda de la preservación de capital”.

En fondos de terceros suelen optar por boutiques y para el análisis y selección de productos se apoyan en el equipo que Crédit Andorrá tiene, que está formado por son ocho personas, parte del antiguo equipo de Valira, entidad especializada en la selección de hedge funds. En España, dentro del equipo de Álvarez-Pickman Tania Salvat es la persona encargada de la relación con gestoras.

En cuanto a fondos propios, desde Gesalcalá, su gestora española de IIC, manejan los cinco fondos heredados del antiguo Banco Alcalá y seis fondos que han incorporado de Riva y García, entidad que entró en el accionariado del banco hace dos años. Además, tienen ya 17 sicav. En total, manejan un patrimonio de 383 millones de euros.

Actitud conservadora

Actualmente, en Banco Alcalá mantienen un posicionamiento conservador en las carteras de sus clientes, con un 30%-40% en cash y un 25% en renta variable, en la que sobreponderan España, Europa y emergentes frente a Estados Unidos. “El binomio rentabilidad/riesgo ha estado descompensado y todavía hay mucho riesgo”, dice el director de Inversiones de la entidad. Consideran que el entorno macroeconómico todavía es vulnerable, con los emergentes atravesando un momento de cambio (sí apoyan la tesis de crecimiento de los mercados frontera) y con Estados Unidos con una bolsa cara y un reto por delante: “toda la política monetaria ha ayudado a estabilizar la situación pero ahora toca generar crecimiento  hay que ver si lo logran”, dice.

En renta fija, están con duraciones bajas mientras que en periféricos están en la parte media de la curva pero reducen la duración con su alto nivel de liquidez. En cuanto a la bolsa española, en general, considera que está barata y destaca nombres como Telefónica, Indra, Técnicas Reunidas, Arcelor y Acerinox.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído