Banca March defiende la mayor rentabilidad media y el menor riesgo de insolvencia de las empresas familiares


"La rentabilidad media bursátil de la empresa familiar es superior a la de la empresa no familiar y, además, posee un menor riesgo de insolvencia y de mercado", aclara el II Informe Banca March-IE Business School. Laura Núñez, profesora de IE, lo justifica basándose, entre otras cosas, en sus menores posibilidad de quiebra, volatilidad en sus resultados y riesgo de mercado.

El informe, que analiza el comportamiento y los resultados de 832 empresas cotizadas, tanto familiares como no familiares, de Alemania, España, Francia, Italia, Reino Unido y Suiza durante un periodo de diez años, muestra una rentabilidad anual media del 11,61% en empresas familiares frene a un 8,7% de las no familiares. En el caso de España, el puesto de la empresa familiar más cotizada durante el periodo comprendido entre 2001 y 2010 es para Prim.

A la hora de valorar las empresas en el mercado, Núñez asegura que dichas empresas están muy condicionadas dependiendo del mercado en el que cotizan. Además, las diferencias entre empresas familiares afectan a dicha valoración, ya que las empresas en las que la familia posee más del 60% de la propiedad están más infravaloradas que el resto de empresas familiares. Igualmente, aquéllas en las que el fundador ya no está presente aparecen claramente penalizadas frente al resto. En cuanto a Europa, prosigue, las empresas familiares más pequeñas son las más rentables, así como las que menor riesgo tienen.

José Luis Jiménez, director general de March Gestión, destaca que, con esta investigación, "se hace justicia a todas las empresas familiares que generan empleo y riqueza en momentos difíciles". También subraya su gestión activa, que se traduce en la existencia de un “family premium” o, lo que es lo mismo, en una mayor creación de valor para los accionistas que invierten en empresas controladas por un grupo familiar.

El fondo de renta variable global The Family Businesses Fund de March Gestión, en el que aplica todas estas convicciones, acumula una rentabilidad del 37% desde su lanzamiento en 2012. The Family Businesses Fund invierte en empresas familiares cotizadas con el fin de beneficiarse de las ventajas competitivas que ofrecen las compañías gracias a su perfil de gestión y organización. El fondo acumuló una rentabilidad del 18,6% en 2013, según datos de Morningstar, y gestiona hoy día un patrimonio de 50 millones de euros, aproximadamente. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído