Banca March apuesta por los emergentes y reduce posiciones en Estados Unidos


El escenario macroeconómico que describen los expertos de Banca March se asemeja al que preveían hace seis meses: una especie de limbo en el que, tras una recuperación inicial, la inversión privada no consigue sustituir al gasto público, el saneamiento del sector financiero se hace imprescindible y la volatilidad de los mercados exige una gestión táctica de las carteras.

En este contexto, los analistas del banco han pasado de una visión positiva en el campo de la renta variable a otra neutral. “La volatilidad actual recomienda mantener una posición más prudente”, explica José Luis Jiménez, director general de March Gestión. Por regiones, sobreponderan Latinoamérica y Asia Pacífico, lo que incluye también a las compañías cuyos ingresos proceden mayoritariamente de estos mercados. En cambio, reducen de positiva a neutral la visión sobre el mercado estadounidense. “Las compañías de EEUU se han beneficiado mucho del tipo de cambio y ahora, con el fortalecimiento del dólar, prevemos que ya no serán tan fuertes”, explica Miguel Ángel García, director de inversiones de Banca Patrimonial en la entidad. “El tipo de compañías que seleccionábamos eran exportadores globales y ahora buscamos compañías que dependan de la demanda interna”, añade.

De hecho, una de las ideas de inversión de la casa en estos momentos es la apuesta por “las tres D”: Deustche, dólar y dividendo. “En estos momentos, nos gustan las compañías alemanas, dadas las buenas perspectivas macroeconómicas para el país; las compañías que pueden beneficiarse de la apreciación del dólar; y las valores de alta remuneración por dividendo”, señala Ofelia Marín-Lozano, directora de análisis de la entidad.

En la otra cara de la moneda, los expertos infraponderan los países de la Europa emergente, por su propia debilidad estructural y su dependencia de la zona euro, y el mercado español, que se encuentra en plena fase de corrección. A este respecto, la visión de Banca March es negativa, aunque confía en que aún hay margen para la recuperación de la economía española si se toman las medidas adecuadas. “Apostamos firmemente por el mantenimiento de España dentro del área euro. Pero hay reformas pendientes y cuanto antes se lleven a cabo, mejor. No podemos permitirnos el lujo de perder más tiempo porque en cuatro años nuestra situación podría ser como la de Grecia”, comenta Marín-Lozano.

En cuanto a la renta fija, y dado que los tipos de interés se mantendrán previsiblemente bajos en el corto plazo, los analistas de Banca March infraponderan el efectivo. Respecto a la deuda pública y la renta fija corporativa prefieren adoptar una posición neutral, en espera de ver qué sucede con los sectores más sensibles, como el financiero. En cambio, y en coherencia con su visión positiva de los países emergentes, sobreponderan la deuda de estos mercados.

Finalmente, la asignación de activos de la entidad no concede una especial relevancia a las inversiones alternativas, ya que prefiere enfocarse en una gestión tradicional, con una selección táctica de las compañías. No obstante, mantienen sus posiciones en el sector inmobiliario de EEUU, las minas de materias primas y las commodities agrícolas. Apuestas que, en palabras de Miguel Ángel García, “han contribuido a reducir la volatilidad de las carteras”. Además, la entidad continúa apostando por el March Vini Catena, un fondo de March Gestión centrado en la cadena de valor del vino. La rentabilidad del fondo en 2010, con datos a 7 de junio, es del 6,9%, mientras que su índice de referencia cae un 7,4% en el mismo periodo.

 

Empresas

Lo más leído