Banca March apuesta por los activos alternativos: pesan seis veces más en su cartera defensiva que la bolsa


El escenario central, con crecimientos económicos más moderados, menor inflación y bajos tipos de interés, es diferente al de la década pasada. Y también lo debe ser la manera de invertir. Así, Banca March ha incrementado su exposición por los activos alternativos.

“La economía se está desacelerando pero no vamos a entrar una recesión en próximos meses”, ha tranquilizado Joan Bonet, director de Estrategia de Mercados de Banca March, durante la presentación de las perspectivas de mercado para los próximos meses. Dentro de la desaceleración industrial, perjudicada por el menor comercio internacional, desde Banca March creen que va a ser el consumo privado y el sector servicios los que van a apoyar la recuperación. “Son los que podrían alargar el ciclo económico”, asegura el experto.

Los bancos centrales han sido los principales estimuladores de este escenario. “Se han vuelto a convertir en aportadores netos de liquidez y han generado un ansia en el mercado haciendo que el precio de los activos suba”, explica. El mercado descuenta agresivas bajadas de tipos de interés que no son compatibles con el escenario de Banca March, que prevé la economía global se acelere el próximo trimestre y marca niveles de crecimiento 3,2% a nivel global para 2020.

Posicionamiento de las carteras

Esto ha hecho que el precio de la renta fija con tipos negativos siga aumentado, activo que históricamente ha adelantado los ciclos de recortes de tipos oficiales. Ante la dificultad para encontrar rentabilidad en los bonos soberanos, desde la entidad consideran que la renta fija emergente ofrece una rentabilidad mucho más interesante si se tienen en cuenta los impagos que históricamente ha tenido. Es el área que más les interesa dentro de la renta fija.

Consideran que el mercado está demasiado optimista descontando la no recesión. Y en ese sentido aconsejan apostar por la renta variable, que es el activo que más se favorece de este escenario de tipos de interés. Adicionalmente, destacan la importancia de la rentabilidad por dividendo frente a los bonos.

Por áreas geográficas, consideran que Estados Unidos no tiene capacidad de mejora, ya que el S&P está cotizando a prima después del rally vivido. En Europa sí observan potencial pero no se dan los catalizadores necesarios para cerrar la diferencia de valoración relativa frente al resto del mundo. Las estimaciones de beneficios para 2020 no concuerdan con el escenario de menor crecimiento económico.

A nivel sectorial, las compañías energéticas, de consumo estable o sector salud se perfilan como los sectores más interesantes en el escenario actual. Sin embargo, existe una gran dispersión de precios en ellos, explica Bonet. Recomiendan estar defensivos en sectores como salud y energía pero combinar esta posición con valores de crecimiento como la tecnología.

Así las cosas, una de sus claras apuestas son los activos alternativos. “Hay que invertir de una manera diferente y eso implica que una parte de la cartera vaya a activos alternativos y que una cartera media tenga que renunciar en parte a la liquidez”, apunta Bonet.

Tal es la apuesta que desde la entidad tienen por este activo que en sus carteras modelo más defensivas tienen “seis veces más exposición en alternativos que en renta variable”, ha explicado Juan Antonio Roche, director del Área de Productos de la entidad. En concreto, estos activos suponen el 18% actualmente frente al 3% de la renta variable.

Recientemente la entidad alcanzaba un acuerdo con K2 Advisors, la boutique estadounidense especializada en gestión alternativa de Franklin Templeton, para asesorar sus carteras de gestión alternativa. Y Banca March ya ha avanzado que en las próximas semanas cerrará otro acuerdo con una entidad en Europa.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído