Balance de los primeros pasos del plan de ahorro 5 en España


Casi un año y medio después de su puesta en marcha en España, el plan de ahorro 5 todavía no ha logrado calar entre los ahorradores españoles. De hecho, ni siquiera ha conseguido convencer a muchos de los responsables de bancos y aseguradoras, un sector donde bastantes de sus actores más importantes no cuentan con este producto en su oferta general.

Banco Sabadell fue la primera entidad en registrar un plan de ahorro 5 en España, en enero de 2015. Todo hacía parecer que el resto de grupos se le unirían de inmediato. Sin embargo, algunos grandes bancos y aseguradoras como Santander o AXA, por ejemplo, han esperado a la primavera de 2016 -en marzo y abril, respectivamente- para adentrarse en este nuevo nicho de negocio.

El entorno de bajos tipos de interés y la limitación máxima de 5.000 euros de aportación anual al producto han frenado su comercialización masiva entre los ahorradores españoles, según las entidades consultadas por Funds People. Las cifras de volumen y clientes captados en estos vehículos no dejan lugar a dudas. Salvo Banco Sabadell, que ha cosechado ya más de 1.250 millones de euros de más de 500.000 clientes, los datos en el resto de bancos y aseguradoras son más exiguos.

Mapfre ha captado 136 millones de más de 36.000 clientes. BBVA, por su parte, ha hecho lo propio con 50 millones de 11.000 clientes. Mientras, Plus Ultra Seguros, del grupo Catalana Occidente y con un tamaño de negocio claramente inferior al de los anteriores, ha reunido 2,5 millones de 750 clientes.

Formato y TAE ofrecidos

Por el momento, el formato más extendido de los dos posibles -CIALP y SIALP- a la hora de comercializar planes de ahorro 5 ha sido el SIALP. En las aseguradoras es un formato obligado. No obstante, los grandes bancos como Santander o BBVA también han priorizado el seguro (SIALP) frente a las opciones alternativas de cuenta o depósito (CIALP). Incluso, Ibercaja Banco ha apostado por estructurar su oferta de planes de ahorro 5 en dos formatos (CIALP y SIALP) y tres productos (cuenta, depósito y seguro).

En 2015, las TAE (o interés técnico) de los primeros productos oscilaban entre el 1,75% de Mapfre y el 0,85% de BBVA. No era un mal gancho para un debut. Pero a medida que avanzaba el 2015 y llegaba el 2016, la remuneración no paró de caer. Es el caso de Banco Sabadell. Comenzó 2015 ofreciendo una TAE del 1% y lo terminó con otra del 0,75%, mientras que el 2016 lo ha iniciado con una TAE del 0,50%, la cual ahora se encuentra en el 0,40%.

Hoy por hoy, algunos de los intereses netos más altos ofrecidos en estos productos son los de Plus Ultra (promocionalmente, un 1,25% hasta el 30 de junio), Santander (un 0,75% garantizado) o Mapfre (entre un 0,65% y un 0,90% para un periodo mínimo de permanencia de ocho años y entre un 0,50% y un 0,90% para un mínimo de cinco años).

Vinculación con fondos de inversión

Un ejemplo de plan ahorro 5 ligado a fondos de inversión es el de AXA. Su SIALP garantiza el 85% de la inversión realizada a vencimiento y, además, dispone de una opción de inversión ligada a fondos del grupo AXA, entre los que se encuentran AB American Growth Portfolio, AXA WF Framlington Europe, AXA Rosenberg Pacific ExJapan Small Caps, AXA WF Framlington Europe Small Cap, AXA WF Framlington Euro Real Estate Securities y AXA IM FIIS Europe Short Duration High Yield.

Perspectivas de negocio del plan ahorro 5

A pesar de su escasa comercialización en España, las entidades tienen puestas aún grandes esperanzas en el recorrido que les queda por delante a los planes de ahorro 5. A juicio de Miguel Ángel Nebreda, subdirector de Desarrollo de Negocio de Vida de Mapfre en España, “este producto sigue suponiendo una excelente alternativa para aquellos ahorradores que quieran beneficiarse de algún tipo de ventaja fiscal y que hayan llegado a los límites máximos establecidos para aportaciones en planes de pensiones, PPA o PIAS”. 

Desde Santander destacan su estructura. “Incentiva las aportaciones periódicas, que en general hacen al producto menos sensible a las variaciones de los tipos de interés”, justifica la entidad. Desde Ibercaja Banco están convencidos de que “una elevación en la remuneración de estos productos propiciaría un importante crecimiento de las gamas CIALP-SIALP”.

Por ahora, parece que solamente los clientes conservadores miran este tipo de vehículos. “Existe un gran nicho de clientes que no quiere asumir riesgos y prefiere una rentabilidad garantizada, aunque ésta no sea muy alta, a la posibilidad de tener que asumir algún tipo de pérdida patrimonial”, explica Juan Jesús Domínguez, director de Vida de Plus Ultra Seguros.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído