Tags: Renta Variable |

Azvalor baja la inversión mínima de su fondo Managers a 5.000 euros y ultima la réplica en Luxemburgo


“Para nosotros acertar es batir al mercado a largo plazo. Algo que solo consiguen un 6% de los gestores”, ha asegurado Álvaro Guzmán, CEO y codirector de inversiones de Azvalor, en el arranque de su 4ª Conferencia Anual de Inversores. Una cita en la que han repasado los principales rasgos de su cartera y en la que han anunciado algunos de los últimos cambios en la gestora.

Uno de ellos ha sido en Azvalor Managers, el fondo de inversión que la gestora lanzó hace unos meses y que invierte en las mejores ideas de inversión seleccionadas por cada uno de los managers elegidos. Han decidido bajar el mínimo de inversión a 5.000 euros (anteriormente era de 40.000 euros) y a 500 euros para menores de 23 años, una vez alcanzado el capital inicial impuesto en el lanzamiento.

Actualmente, cuenta con cuatro gestores focalizados en EEUU: Donald Smith & Company, Moerus Capital Management, Goehring & Rozencwajg y Mittleman Brothers. Un equipo que podrían incrementar con una firma especializada en asset management en caso de encontrar a alguien que cumpla sus requisitos. El producto tiene 93 compañías en cartera, desde muy pequeñas a muy grandes, y un potencial del 126%.

Con respecto a confeccionar otro producto enfocado en Asia, Javier Saenz de Cenzano, responsable del fondo, opina que "en un área tan heterogénea como en Asia, la necesidad de encontrar a un buen gestor que entienda bien todas las compañías que operan allí es vital. Estamos en pleno proceso de búsqueda de ese gestor", ha avanzado.

Además, la gestora está ultimando la réplica de Azvalor Managers en Luxemburgo para poder acercarse a los clientes institucionales, tal y como ha clonado los fondos Iberia y Blue Chips. El año pasado, además, anunciaron el lanzamiento del un fondo concentrado, Azvalor ULTRA, que también están preparando en versión luxemburguesa.

No ha sido la única novedad. Con respecto al equipo, Michael Alsalem, responsable de la oficina de Londres, formará a partir de ahora parte del comité de inversiones. “Seremos tres para debatir las inversiones en caso de empate”, ha afirmado Guzmán.

En lo referente a los flujos de capital, Azvalor tuvo 82 millones de entradas netas de capital durante 2018, que son 93 millones si se tienen en cuenta solo los fondos de renta variable ya que el de renta fija perdió 11 millones. En número de inversores sumaron otros 1.300 nuevos.

Análisis de las carteras

La clave del éxito pasa por muchas horas de estudio hasta dar con las inversiones más atractivas. Y hoy en día, el activo que desde Azvalor encuentran “más interesante” son las materias primas, con un gran peso en Azvalor Internacional, cuyo potencial alcista calculan en el 114%.

Las mineras de oro pesan un 17% de la cartera internacional. “Es un sector condenado al ostracismo que nadie quiere ahora,  después de haber caído un 85% desde máximos. Esto ha provocado un profundo proceso de ajuste en el sector: cierres de minas, quiebras, cambios de equipos directivos y un proceso de consolidación. Lo cual es muy interesante porque el sector está quedando de las manos más fuertes. Algo que no ha recogido en absoluto la bolsa, hasta el punto de que nos ha permitido comprar las mejores mineras del mundo a precios muy interesantes y recuperar incluso sin que el oro se haya recuperado”, ha explicado Fernando Bernad, codirector de inversiones de Azvalor. Buenaventura Mining es la mayor posición en cartera.

De igual modo, el petróleo también supone un 17% de la cartera internacional. Un sector donde consideran que “se ha instalado un pesimismo que nos parece exagerado", según Bernad, que pronostica que habrá déficit en dos o tres años. Por su parte, el cobre, que califican como “sinónimo del crecimiento económico” supone en torno al 12% del porfolio. “Lleva creciendo casi al 4% durante 200 años, y el futuro de medio y largo plazo será igual o mejor”. Sobre el riesgo de un superciclo en China, creen que seguirá consumiendo mucho durante mucho tiempo. Pero en materias primas, lo más interesante está en el lado de la oferta, apunta Bernad: “Es un mercado que cada vez es más costoso y difícil de mirar. En los próximos años hay que reemplazar un 25% de la producción de cobre, lo que exigirá un enorme esfuerzo y podría provocar un déficit de cobre y aumento de precio”.

El uranio ahora pesa un 10% de la cartera y su inversión más importante del sector es la minera Cameco, una compañía que sigue un 70% por debajo de los máximos anteriores y donde piensan que sigue habiendo valor. Finalmente, están el carbón y gas, que suponen un 9% del porfolio. Están invertidos en la que consideran “la mejor minera de carbón de EEUU”, Consol Energy. Allí la producción está cayendo muy fuerte y los inventarios de carbón están en mínimos.

Con respecto a la cartera de Azvalor iberia, que está muy concentrada con un 67% en el top 10, indican que tiene un potencial alcista del 86%. Del sector financiero, de momento, se mantienen alejados en España. Sobre la inversión inmobiliaria, Guzmán ha asegurado que "estamos ante un momento inusual para invertir en el inmobiliario por el atractivo de la financiación a largo plazo a tipos fijos. No obstante, sigo viendo más baratos nuestros fondos".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas