AXA IM extiende sus capacidades en duración con el fondo Europe Short Duration High Yield


AXA Investment Managers ha anunciado el lanzamiento del fondo AXA IM FIIS Europe Short Duration High Yield Fund, la última incorporación a su gama de fondos de renta fija de duración corta. El fondo está gestionado por Andrew Wilmont, reponsable de High Yield europeo, que cuenta con el apoyo un equipo de inversión con un promedio de 10 años de experiencia en la industria. El fondo AXA IM FIIS Europe Short Duration High Yield invierte ante todo en bonos corporativos high yield de duración corta denominados en euros y en libras esterlinas. La duración media de los bonos en el fondo será inferior a dos años y tendrá un objetivo de rentabilidad anual del 5-6% neto de comisiones en las condiciones de mercado actuales.

Los bonos de duración corta suelen tener una caducidad inferior a cinco años y por tanto tienen una menor exposición al impacto de las subidas de los tipos de interés. El high yiel es, por su propia naturaleza, una clase de activo de duración corta que proporciona una importante protección frente a los riesgos de los incrementos de tipos, por lo que al centrarse de forma específica en el segmento de mercado de más corta duración, hasta tres años, este efecto se verá reforzado.

Este lanzamiento se suma al expertise de AXA IM en la gestión tanto de bonos de corta duración como de estrategias high yield, con más de 10.000 millones de euros en activos bajo gestión de corta duración a nivel global a fecha de julio de 2011. La gama de estrategias de duración corta que AXA IM gestiona incluye: Euro Short Duration Credit, Sterling short Duration Credit, US Short Duration High Hield y ahora European Short Duration High Yield.

El fondo AXA IM FIIS Europe Short Duration High Yield que se lanzó el 9 de agosto de 2011, es UCITS III y está domiciliado en Luxemburgo. El fondo tiene clase tanto minorista como institucional con una inversión mínima de 5.000 euros para la clase minorista y de un millón de euros para la clase institucional más pequeña. AXA IM está actualmente considerando el registro del fondo en varios países europeos. 

“Hemos visto que los inversores con bonos en sus carteras buscan gestionar el impacto que las subidas de los tipos de interés tendrán en el medio plazo. Los bonos high yield de corta duración pueden ofrecer lo mejor de ambos mundos: el acceso a la renta y los retornos que el high yield puede ofrecer mientras que al mismo tiempo se minimiza el riesgo de los tipos de interés. El enfoque activo que adoptamos y nuestro focus en fundamentales nos permite identificar bonos high yield de mejor calidad que ofrecen atractivos retornos ajustados por riesgo y minimiza la volatilidad global del fondo”, comenta Wilmont. “Los bonos europeos de duración corta son una poderosa herramienta para la diversificación de la cartera debido a su baja correlación con otras clases de activos, incluidas otras clases de activos de renta fija. Este fondo explotará el mercado High Yield europeo que tiene 171.500 millones de euros, donde vemos algunas oportunidades excelentes. Nuestro proceso de inversión asegura diversificación a nivel tanto de industria, como de emisor y bono mediante el estrecho seguimiento de la exposición de riesgo de forma diaria”.

Empresas

Lo más leído