Axa IM considera atractiva la deuda pública española e italiana


"El riesgo sistémico se reduce en Europa". Las tensiones financieras y soberanas continúan disipándose en la zona euro gracias a las operaciones de refinanciación a largo plazo puestas en marcha por el BCE y al avance en las reformas. Esto no quiere decir, según Axa Investment Managers, que la crisis haya sido resuelta. Ni mucho menos. El diagnóstico de la gestora francesa sigue siendo el de una insolvencia del Estado heleno, “aún a pesar de reconocer que todo lo que se podía hacer para asegurar la liquidez de su gobierno y de las entidades financieras se ha hecho”. 

 

Esto no quiere decir que, a juicio de la propia firma, “el programa de ayuda despeja, al menos temporalmente, la incertidumbre sobre un posible default griego”. Del mismo modo, el pacto fiscal también disipa los temores sobre el futuro del euro, aseguran desde la entidad gala. En consecuencia, “el decreciente riesgo sistémico invita a mantener una mayor exposición a la renta variable, siempre que ésta vaya acompañada de una protección frente a las caídas”, señalan.  

 

“La renta variable europea sigue ofreciendo valor, sobre todo en lo que al largo plazo se refiere, al ser una clase de activo barato”, afirma la gestora en su informe de Investment Strategy. Así, Axa IM sugiere mover las carteras hacia activos de mayor riesgo, más aún teniendo en cuenta que los últimos datos macroeconómicos conocidos sugieren que la economía europea será capaz de evitar la recesión, indican. En lo que respecta a Estados Unidos, “el crecimiento de su economía debería resistir los elevados precios del petróleo”. 

 

No obstante, desde la gestora francesa no ven el mismo atractivo en la Bolsa estadounidense que en la europea. “Los recientes buenos resultados del mercado norteamericano y los niveles de valoración alcanzados sugieren que actualmente las buenas noticias ya se reflejan en los precios para el mercado de renta variable americano. Una vez ajustado el crecimiento de los beneficios, la renta variable norteamericana cotiza con una prima respecto al mercado”, aseguran. 

 

En lo que se refiere al mercado de renta fija, la entidad francesa ve un especial atractivo en los bonos soberanos, sobre todo de determinados países periféricos. La liquidez masiva introducida por la autoridad monetaria que preside Mario Draghi ha disminuido la aversión al riesgo respecto a esta clase de activos. “Mientras que desde una perspectiva de la rentabilidad los retornos ofrecidos por la deuda pública de Estados Unidos y Alemania puede calificarse de todo menos atractiva, lo contrario ocurre con la italiana o la española”, activos que la firma gala recomienda añadir a la cartera. 

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído