AXA explora nuevas maneras de complementar el ahorro para la jubilación


En un momento en que el debate sobre el futuro de las pensiones es candente, AXA refuerza su posición en el mercado con el lanzamiento de un nuevo y sofisticado plan individual de ahorro sistemático (PIAS) que se dirige “al ahorrador modesto que empieza a darse cuenta de que la Seguridad Social no va a ser tan generosa”, en palabras de Luis Sáez de Jáuregui, director de Vida, Pensiones y Servicios Financieros de AXA.

Se trata del PIAS Rendimiento, un seguro de ahorro que tiene la peculiaridad de estar gestionado bajo el modelo unit-linked, es decir, con varias unidades de cuentas que quedan ligadas al ahorro en función de la elección del cliente. Este producto cuenta además con una segunda peculiaridad, esta novedosa: la posibilidad de realizar aportaciones mensuales y de baja cuantía (100 euros). “Es un ahorro mensual al alcance del bolsillo modesto y que puede aprovecharse de los mercados a largo plazo”, completa Sáez de Jáuregui.

El responsable de AXA considera, no obstante, que teniendo en cuenta el universo de planes de pensiones y otros productos existentes en el mercado español, el lanzamiento de este tipo de productos es visto desde la firma “no como una alternativa, sino como un complemento al ahorrro, permite al cliente darle una elección mayor”.

En particular, el PIAS Rendimiento ofrece cuatro perfiles de inversión que van desde el más moderado al agresivo, vinculándolos a fondos de Pioneer Investments y Carmignac Gestion. El director del área de previsión de AXA detecta un interés mayor por el perfil agresivo desde que se ha puesto a la venta en el producto. Destaca de esta opción el buen comportamiento de las bolsas, que funcionan como un indicador adelantado de la economía, así como las ventajas fiscales de este producto – aplicables a todos los perfiles- dado que los rendimientos quedan 100% exentos de tributar si se conserva la inversión al menos diez años. 

Sáez de Jáuregui resalta el hecho de que, al igual que se pueden encontrar planes de pensiones en el mercado con comisiones máximas (2,5% para los del sistema individual), “también debería haber una comisión mínima”, dado que la otra cara de la moneda son los planes de pensiones de empleo, que ofrecen comisiones del 0,5% o incluso inferiores. La principal pega de este producto, de hecho, es que tiene dos comisiones: la propia y la derivada de los fondos a los que está vinculado.

Noticias relacionadas