Aviva Investors estima que los convertibles ganarán entre el 5% y el 10% en 2012


En un momento en que la banca española está optando por canjear preferentes por convertibles para reforzar su capital, David Clott, gestor sénior de fondos de bonos convertibles de Aviva Investors, cree que en 2012 el activo se revalorizará entre el 5% y el 10% a nivel global gracias a las cuatro áreas: cupón, crecimiento del activo y una ligera mejora tanto de las bolsas como de los mercados de bonos.

 

“La crisis de deuda europea, el crecimiento chino, las elecciones en EEUU... el número de variables que influirán en las rentabilidades de los activos en 2012 es elevado. Los bonos convertibles se moverán al ritmo que marquen las bolsas y los mercados de bonos durante el nuevo año, pero también por los factores específicos de esta clase de activos”, indica. Las previsiones para 2012 del equipo de bonos convertibles de Aviva Investors sugieren que la bolsa vivirá una primera parte del año difícil, seguida de un tramo final relativamente bueno. En los mercados de deuda corporativa espera un patrón similar: diferenciales ligeramente más amplios primero, para después registrar un estrechamiento durante el segundo semestre. "Consideramos que la evolución de Asia y EEUU mejorará durante el primer semestre y que veremos un rebote algo más fuerte en Europa durante el segundo semestre, o bien cuando haya más certidumbre en cuanto a una solución real”, afirma.

 

En cuanto a las rentabilidades de los bonos convertibles, Clott dice esta clase de activos entra en 2012 con unos niveles de valoración atractivos. “Exceptuando las cifras de comienzos de 2009, las valoraciones de los bonos convertibles están en sus niveles más bajos desde los primeros años de la década de 1990. Con una media del 4% por debajo de su valor razonable, el mercado disfrutará de un buen impulso. Creemos que éste será aún más vigoroso debido a los vencimientos y reembolsos de títulos convertibles durante 2012", asegura. A esto habría que añadir la falta de nuevas emisiones durante los últimos años, que podría crear un desequilibro real entre la oferta y la demanda según Clott. "Por ejemplo, casi el 25% del mercado asiático de convertibles podría alcanzar su vencimiento o ser devuelto al emisor a su valor nominal durante 2012. El perfil es similar, aunque menos acusado, en el resto del mercado de convertibles. Sólo con los gestores de convertibles que reinviertan el capital tras el vencimiento se podría crear una demanda más que suficiente para dar a esta clase de activo un par de puntos porcentuales de crecimiento", comenta.

 

A todos estos factores que juegan a favor, Clott suma la escasa exposición de los intermediarios financieros y el bajo endeudamiento de los fondos de inversión libre. "El mercado de convertibles tiene potencial para revalorizarse muy rápidamente si los inversores aumentan su tolerancia al riesgo”, explica.

 

Eso sí, considera que uno de los riesgos más importantes de esta clase de activo es que las empresas dejen de pagar su deuda, ya que el calendario de vencimientos de este año es considerable, si bien explica que históricamente, los bonos convertibles se han caracterizado por unas tasas de impago relativamente bajas.

Noticias relacionadas

Lo más leído