Aviva Investors apuesta por la deuda high yield de manera selectiva


Aviva Investors considera que la caída de los precios genera oportunidades para invertir selectivamente en bonos de alto rendimiento ya que se prevé que la rentabilidad de estos títulos deberían superar el 7,5% durante los próximos doce meses.

Todd Youngberg, responsable de bonos de alto rendimiento en Aviva Investors Norteamérica, cree que los inversores deberían ver la reciente caída de los precios de los bonos de alto rendimiento como una oportunidad para invertir en empresas que mejoran sus fundamentales.

En una nota enviada por la gestora Todd comentó: “Los problemas en el plano macroeconómico están poniendo en tela de juicio el crecimiento mundial y han abierto el debate de la recaída en la recesión. Sin embargo, en el área de los títulos de alto rendimiento se ha producido una disociación entre los factores macroeconómicos y microeconómicos y los inversores deberían verse recompensados si realizan el ejercicio de ir más allá de la volatilidad a corto plazo y fijarse en los fundamentales”.

“Tras la crisis de 2008, las empresas han reducido su endeudamiento, han mejorado los beneficios y han ampliado los vencimientos de sus préstamos, lo que significa que el volumen de deuda con vencimiento durante los próximos años es reducido. Creemos que las tasas de impagos seguirán cayendo con fuerza y los fundamentales sólidos terminarán pesando más que las dificultades que se viven en los mercados mundiales”.

“No obstante, la selección cuidadosa de títulos de deuda sigue siendo esencial para preservar el capital. Nuestros análisis sugieren que los inversores deberían contar con una sobreponderación moderada a esta clase de activo por tres razones:

1. Aspectos fundamentales: las perspectivas de las empresas siguen siendo optimistas

Las empresas mantienen la tendencia de alargar los vencimientos de sus deudas acudiendo al mercado primario de bonos y/o ampliando las líneas de crédito. Con los saneamientos de balances y los recortes de costes que han tenido lugar durante el último año y medio, en general estas empresas están en una situación mucho mejor para capear un descenso de las ventas.

2. Aspectos técnicos: las informaciones negativas incrementan la volatilidad y reducen el apetito por el riesgo de los inversores, pero siguen existiendo oportunidades en títulos concretos

Habida cuenta de que las noticias negativas sobre la deuda de los gobiernos siguen causando volatilidad en el mercado, las oportunidades de conseguir rentabilidades atractivas a largo plazo se encuentran en títulos concretos. La abundancia de capital en las sociedades de capital riesgo y en los balances de los emisores ha incrementado de forma apreciable la actividad corporativa. Estos acontecimientos específicos de cada emisión refuerzan la idea de que los acontecimientos idiosincráticos serán un motor clave de las rentabilidades en lo sucesivo, a diferencia de la apuesta general por el riesgo de mercado que hemos presenciado durante los últimos 15 meses.

3. Valoraciones: las rentabilidades deberían superar el 7,5% durante los próximos doce meses

Creemos que las valoraciones son atractivas y que a pesar de que prevemos que las aguas seguirán agitadas un tiempo, la rentabilidad de los bonos de alto rendimiento debería superar su media de 10 años, que se sitúa en el 7,5% (según datos de Barclays Capital), durante los próximos doce meses.