Aviva Fonvalor, la combinación de especialistas de Aviva Gestión


Hace algo menos de dos años, Alfonso Benito y Carlos Franco, director de inversiones y director general de Aviva Gestión, pensaron que podían aprovechar lo mejor de sus potentes equipos de renta variable y renta fija y combinar ambas capacidades en un sólo producto. En la parte de bolsa, con fondos como el reconocido Espabolsa, gestionan con una visión a largo plazo y son especialistas en compañías no financieras. Por su parte, en el equipo de renta fija, liderado por José María Lecube, se centran en una visión a medio plazo (12 meses) y cuentan con un fuerte conocimiento en el sector financiero.

e esa coctelera nación Aviva Fonvalor Euro, un fondo que, gestionado por Benito, cuenta ya con un historial de 19 meses y ahora se abre a clientes. "Como ocurre con la mayoría de nuestros productos, nacen con la idea de que es bueno para Aviva como compañía de seguros y, una vez que nos sentimos cómodos con la gestión y comprobamos su solidez, ponemos al servicio de nuestros clientes la misma gestión que realizamos para nosotros mismos", explica Benito.

La gestora de la compañía aseguradora suele tener un perfil conservador y para este producto buscan retornos absolutos sostenible a largo plazo. "Se trata de ofrecer un retorno superior a los productos mixtos y de renta fija, pero sin asumir los riesgos de la renta variable. Básicamente buscamos obtener el al menos el 80% del retorno de la bolsa a largo plazo asumiendo no más 50% del riesgo de la misma", dice Benito. Para ello, el fondo combina una parte de acciones ordinarias en las que excluyen inversiones en el sector financiero, que representa un 60% de la cartera, e inversiones en bancos y aseguradoras a través cédulas hipotecarias, bonos subordinados y acciones preferentes, que sumaría el otro 40% de la cartera. No obstante, se deja también la puerta abierta a inversiones directas en acciones financieras cuando consideren que ofrece una mejor opción de inversión que las preferentes, especialmente cuando ofrecen una rentabilidad por dividendo superior. Este es el caso actual de su apuesta por Santander, en la que invierten en acciones. Por el contrario, el tema de las cajas de ahorro lo prefieren jugar actualmente a través de cédulas hipotecarias.

El resultado es una cartera con unos 35-40 nombres, con vocación de largo plazo y baja rotación. Se trata de una cartera global, de manera que la parte dedicada a preferentes suele invertir en emisiones en euros no Españolas, si bien, valoran diversificar esta parte de la cartera con inversiones en preferentes en dólares. En la parte de renta variable, combinan inversiones en España y Europa, combinando de esa manera sus mejores apuestas de su fondo centrado en bolsa española Espabolsa, gestionado por Iván Martín, y el fondo centrado en Europa, Aviva Eurobolsa, gestionado por Pablo Cano. Además, como parte satélite de la estrategia, Benito utiliza ciertos derivados para ganar entre 40 y 50 puntos básicos al año.

El fondo cuenta actualmente con un patrimonio de 44 millones de euros y tiene dos clases de acciones. La institucional, con una inversión mínima de 500.000 euros y una comisión del 0,5% y la clase retail, con una participación como inversión mínima y una comisión de gestión del 1,75%.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído