Aviva España entrará en el Sareb con una inversión de hasta seis millones de euros


La filial española del grupo de seguros británico Aviva, Aviva España, invertirá entre cinco y seis millones de euros en el Sareb, más conocido como “banco malo”, tras clarificar algunas incertidumbres de carácter contable, según ha anunciado Ignacio Izquierdo, consejero delegado de la entidad, que ha querido restar importancia y “normalizar” la decisión al tratarse el Sareb, en su opinión, “de un activo más a incorporar en las carteras”.

Aviva España logró un beneficio antes de impuestos de 253 millones en 2012, lo que supone un aumento del 8% con respecto al año anterior, donde la rama española del grupo de seguros británico obtuvo 235 millones, según su presentación de resultados de esta mañana. Después de impuestos, los beneficios se situaron en los 179 millones en 2012, frente a los 170 millones de 2011 (un 5% más). Sin embargo, a pesar de que la firma consiguió aumentar sus beneficios el año pasado, lo hizo con un 2% menos de recursos gestionados. Mientras que estos en 2011 alcanzaron los 14.217 millones, en 2012 disminuyeron hasta los 13.885 millones.

También la distribución de dividendos entre sus accionistas cayó un 1,4%, ya que, en 2012, estos se repartieron por valor de 146 millones, frente a los 148 millones distribuidos un año antes. Aun así, la cifra es muy buena en comparación con el periodo que abarca desde 2008 hasta 2010. Durante esos tres años, Aviva España repartió 38, 99 y 111 millones en dividendos, respectivamente.

Además, la mejora de los mercados financieros y la gestión eficiente del capital han supuesto para la entidad, según los datos publicados esta mañana, una mejora del margen de solvencia en 55 puntos, que pasó del 164% en 2011 al 219% en 2012. “La solidez de nuestro negocio queda demostrada”, asegura Izquierdo.

La renta fija española, un valor y no un problema

De los 13.885 millones gestionados por Aviva España, 11.911 millones se corresponden con activos de renta fija, donde 9.284 millones son de renta fija española. La firma es uno de los principales inversores institucionales en deuda española, que representa un 77,94% de la inversión total. “Los inversores institucionales, cada vez más, están diciendo que crece el interés en España, y eso es bueno para nosotros”, cree Izquierdo.

Para David Angulo, director de Bancaseguros del Grupo Aviva, el gran peso que la renta fija española representa sobre la inversión total de Aviva España no le supone una preocupación. “Puede que las agencias de calificación penalicen el tener muchas posiciones en España, pero el grupo no lo entiende así”, explica, mientras recuerda que “nuestro rating es muy destacable, uno de los mejores del sector”. En su opinión, “penalizan más las operaciones cruzadas”, aspecto por el que la firma no debe preocuparse, muy centrada -su filial española- en unos activos y en un país muy concretos, como es el caso de España.

Profesionales

Noticias relacionadas