Tags: Pensiones |

Autónomos y pensiones: ¿cómo se puede llegar a triplicar su jubilación?


Las pensiones son la principal preocupación para los autónomos. Así lo recoge Quadriga Asset Managers de una encuesta de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). “La importancia que conceden al tema varía según la edad del encuestado por la UPTA: es un tema secundario para los menores de 35 años, pero es el principal quebradero de cabeza para 67% de los autónomos de más de 55 años”, indican.

En base a esta preocupación, el partnership español de gestores de fondos de inversión independientes ha analizado el rendimiento que podría obtener un autónomo dependiendo de cómo invierta la diferencia entre la cotización mínima y la cotización máxima. “Los resultados son claros: cuando antes se empiece a ahorrar en un plan de jubilación alternativo, más podrá complementar el  autónomo su pensión en la jubilación”, destacan.

Para llegar a esta conclusión, se basa en tres supuestos, que contemplan aportar la diferencia entre la cotización máxima y la mínima para autónomos a un plan privado desde los 30 años, los 35 o los 40 años, teniendo en cuenta que  la edad de jubilación a partir de 2027 quedará fijada en los 67 años.

Las diferencias entre aportar ese importe a la seguridad social o a un plan privado de jubilación son estas: empezando a los 40 años, la pensión total será un 36% mayor de lo que obtendría de la pensión pública máxima; a los 35 años, la pensión total será el doble; y a los 30 años, la pensión total será casi tres veces mayor.

“La planificación del futuro no se puede hacer en el futuro”, comenta María Vázquez, consejera delegada de Quadriga Asset Managers. “En el caso de los autónomos, conseguir multiplicar por dos la pensión para el futuro no le va a costar ni un euro adicional, solo requiere de planificación y buscar a los mejores gestores para trazar el plan”.

Además, añade, “un buen criterio para abordar el futuro económico con mayores garantías es diversificar de dónde van a proceder los ingresos en el futuro. Nunca se sabe que pasará y es más sano no hacer depender todo tu futuro y el de tu familia de un solo pagador, y complementar la pensión pública con un buen plan de inversión privado. Con vistas a la jubilación parece muy sensato limitar la incertidumbre, tener dos fuentes de ingresos (el Estado y un plan privado) y ganar en tranquilidad”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído