Aumenta el peso de Alemania en las carteras por la incertidumbre


Ya son muchos meses de incertidumbre en torno a Grecia y, por extensión, a los países periféricos de la zona euro, una tesitura que, por contraste, ha fortalecido la imagen de Alemania como el país más seguro, robusto y decisivo de la eurozona. Según publica Expansión, los inversores en fondos pueden aprovechar esta situación apostando por productos que invierten en renta variable germana o en otros más globales en los que la mayoría de gestores consultados están sobreponderando las acciones de este país.

Aunque hay que tener en cuenta que invertir en bolsa siempre es un riesgo, algunos expertos sí creen que en estos momentos los títulos germanos pueden considerarse hasta cierto punto refugio, entre otras cosas, según explica Phill Dicken, gestor de renta variable europea de Threadneedle, por su exposición a la demanda asiática para los bienes de capital y por el interés de los inversores en evitar los países más débiles de la periferia de Europa. Este experto asegura que en los fondos de la gestora está ganando peso Alemania, “nos gusta la gran variedad de fuertes negocios en el mercado alemán, muchos con exposición al crecimiento global, y también otros con sólidos modelos que se centran en el mercado doméstico”.

El gestor de BNY Mellon Pan European Equity Fund, Tom Beevers, también está sobreponderando las acciones germanas, aunque este experto cree que no tiene sentido centrarse específicamente en empresas alemanas: “Es cierto que este país tiene muchas compañías de éxito, pero también un gran número de empresas con malos resultados”.

De momento, los datos muestran que apostar por fondos de bolsa germana es ahora más rentable que diversificar mediante una cartera de activos de la zona euro. A finales de marzo el rendimiento acumulado de los fondos de acciones de Alemania era del 3,16% frente al 0,73% de los instrumentos que invierten en renta variable de la eurozona.

Trudbert Merkel, gestor de Dekabank, destaca que los fondos que invierten en empresas germanas se están beneficiando del positivo efecto en estas compañías de la recuperación del comercio mundial, y sobre todo de la industrialización de los países en desarrollo, una transformación que las favorece por su marcado carácter exportador especialmente hacia los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China), “con lo que estamos apostando por el crecimiento de países emergentes pero con la volatilidad de un mercado maduro, con empresas muy sólidas”.

El auge de Alemania también se ha apreciado en la oferta de fondos en España. Acaba de superar la quincena el número de productos especializados en renta variable germana con el registro en marzo de DWS Deutschland, uno de los fondos más populares de la gestora de Deutsche Bank con 16 años de historial de rentabilidad. El responsable de renta variable alemana de DWS, Henning Gebhardt, destaca entre las fortalezas de Alemania su elevada productividad, las competitivas condiciones fiscales o la calidad de sus infraestructuras.

Pero también tiene debilidades que podrían truncar la evolución de estos productos. Trudbert Merkel cree que el principal riesgo es que el crecimiento no se produzca de forma sostenida en los próximos trimestres por lo que, a su juicio, será clave que las subidas de tipos por parte del BCE no sean agresivas y que las medidas extraordinarias que se han introducido para dotar de liquidez al sistema financiero se retiren de forma ordenada. Tom Beevers destaca un peligro más, la debilidad del sistema bancario, dominado todavía por los mal capitalizados landesbank (similares a las cajas de ahorros españolas).

 

Lo más leído