Aumenta el apetito por el riesgo y el interés por Japón


Los gestores muestran una sólida convicción en la recuperación global que permite dibujar un escenario ideal para las inversiones, según la encuesta mensual de gestores de BofA Merrill Lynch de abril en la que han participado 197 profesionales con activos bajo gestión de 546 millones de dólares. Así, la confianza en el crecimiento macroeconómico se ha intensificado en abril, así como en la capacidad de las empresas para incrementar sus beneficios (el 72% cree que los beneficios corporativos crecerán por encima del 10% en los próximos 12 meses, desde el 53% que lo creía en marzo, y el 42% confía en la ampliación de márgenes, frente al 27% del mes anterior), lo que provoca que el número de inversores que toman un riesgo en sus carteras “por encima del normal” se encuentre en el nivel más alto desde enero de 2006.

Con estas perspectivas, la media de liquidez en cartera ha caído al 3,5% frente al 3,8% de marzo, lo que podría ser sin embargo un signo de corrección según BofA Merrill Lynch. "La última ver que el cash cayó a esos niveles, las bolsas corrigieron el 7,1% en cuatro semanas", dice el informe. Con todo, se produce una rotación desde los bonos (el 48% los infrapondera) hacia la renta variable, sobreponderada por el 52% del panel frente al 33% de febrero. En cuanto a las acciones, los gestores han retrocedido sus posiciones de infraponderación en bancos (del 25% al 10%, y ahora uno de cada seis apuesta por el sector frente a uno de cada 10 que lo hacía en marzo) y elevado su exposición a valores cíclicos. El 27% de los selectores de activos apuesta por firmas industriales, desde el 20% del mes anterior, mientras el porcentaje que sobrepondera materiales creció del 12% al 18%. La tecnología se mantiene como sector favorito.

Con respecto a áreas geográficas, Japón está aprovechando la aversión de los gestores hacia la eurozona y Reino Unido debido a la intensificación del problema griego. El 12% de los selectores sobrepondera la bolsa nipona, el nivel más alto desde julio de 2007 y frente a la infraponderación de febrero. Al otro lado, el 18% del panel infrapondera las acciones de la eurozona y el 20% las de Reino Unido. Y es que los gestores confían en las perspectivas para las firmas japonesas, y una pequeña minoría (el 3%) asegura que aglutina la visión más favorable de entre todas las regiones, si bien la mayoría de los expertos sobrepondera EEUU y los países emergentes (la región más favorecida, por el 31%). “Hace cinco meses los gestores apuntaban Europa como la región más atractiva para jugar la recuperación económica, pero con la crisis griega el continente se ha convertido en una zona a evitar y los selectores ahora ven a Japón como un limpio jugador cíclico”, interpreta Patrik Schowitz, estratega de acciones europeas de BofA Merrill Lynch Global Research.

Fuerte crecimiento y baja inflación

El número de respuestas que predicen una tendencia de crecimiento y de baja inflación se ha disparado, desde el 21% en marzo hasta el 32% en abril, el nivel más alto desde que la pregunta se incorporó a la encuesta en febrero de 2008. Además, los miedos inflacionistas se mantienen contenidos y el 42% no espera que la Fed suba los tipos hasta febrero del próximo año, por encima del 38% del mes pasado. Esta complacencia se refleja también en la fuerte caída de la creencia en el riesgo de default: el 37% piensa que el riesgo está por encima de lo normal en abril, frente al 54% en marzo.

“La encuesta muestra un creciente número de inversores avistando un escenario brillante de crecimiento por encima de lo esperado y una inflación benigna, unas expectativas consistentes con la visión de que el consumo en EEUU, lejos de permanecer en cuidados intensivos, está recuperando la salud”, afirma Michal Hartnett, estratega jefe de renta variable global en BofA Merrill Lynch Global Research.

La renovación de la confianza en las empresas provoca también un cambio de prioridades, desde la reducción de deuda (marcada como prioritaria por el 23% de los gestores, el menor nivel desde enero de 2008) hasta el aumento del gasto (considerado prioritario por el 43%). De hecho, se incrementan las expectativas de pago de dividendos y política de recompra de acciones por parte de las empresas, pues el 25% de los gestores (el mayor número desde agosto de 2007) considera la ratio actual de payout muy baja.

Lo más leído