Atlas Capital descarta movimientos accionariales y se marca como objetivo llegar a los 1.000 millones de euros


Jorge Sanz, consejero delegado de Atlas Capital, se ha mostrado muy crítico con la bancarización del sector de la gestión en España. "Es tendenciosa hoy por hoy la comercialización de productos de inversión en España", dijo durante un encuentro con periodistas. "No tiene ningún sentido que las grandes gestoras estén en manos de los bancos. Así no se puede dar un buen servicio". "Además, lanzan garantizados que no aportan nada y sólo mantienen al cliente cautivo durante años".

Sanz aseguró que esta tendencia está cambiando con el paulatino crecimiento de entidades independientes y confió en que el cambio continúe en el futuro.

Atlas Capital cerró 2010 con un beneficio neto de 1,14 millones de euros y unos activos bajo gestión de 660 millones de euros. A medio plazo, el objetivo es alcanzar los 1.000 millones de euros manteniendo la estructura actual. Tras la salida hace unos meses del accionariado de Atlas Capital Investment Bankers y de Swiss &Global, socios que estuvieron en el proyecto desde su inicio hace siete años, la entidad da por concluída su reorganización. "No nos planteamos nunguna operación corporativa, ni tampoco nos la han planteado", dijo Sanz. "Para los próximos tres años tenemos un importante recorrido por realizar por nosotros mismos: queremos ser una entidad de tamaño medio importante". 

Para Sanz el trabajo realizado en esto siete años ha sido el más complicado y ahora está convencido que el proyecto terminará de crecer definitivamente. "En este negocio hay que tener paciencia, no se pueden buscar atajos. Es lento, pero luego explota y ahí es donde estamos actualmente", dice el consejero delegado de la entidad.

Estrategias de inversión

Los expertos de Atlas Capital se muestran positivos de cara a 2011 con crecimientos del 3% para Estados Unidos y de en torno al 2% para Europa. "El temor a un escenario de doble recesión ha pasado y ahora estamos en un momento de crecimientos sostenibles" apunta Ignacio Cantos, director de inversiones de la entidad española.

De cara a las inversiones, se muestran positivos con los activos de riesgo, tanto en renta variable como en renta fija, ya que creen que los activos libres de riesgos a penas reportarán rentabilidades este año. Las oportunidades en renta fija estarán, en su opinión, en convertibles y en high yield, mientras que en la renta variable apuestan por Estados Unidos y Europa. "Sera un año con mucha volatilidad así que para las inversiones en bolsa recomendamos hacerlo con coberturas que puedan aislar un poco de esa volatilidad", afirma Félix López, director general de la gestora de Atlas Capital. Según las previsiones de los expertos de la entidad, el Ibex 35 podría revalorizarse este año entre un 25% y un 30%, con lo que al final del ejercicio podría situarse en los 12.500 o 13.000 puntos.

En una posición contraria a muchos otros inversores, apuestan por Japón y muestran recelos respecto a los mercados emergentes. "En estos mercados puede haber algún problema, especialmente inflacionario. En los dos últimos años han sido mercados de grandes crecimientos en general, pero ahora hay que ser extremadamente selectivo con los países en los que se inverte", asegura López. "Los mayores quebraderos vendrán por los riesgos geopolíticos que normalmente no se tienen en cuenta". Respecto a su apuesta por Japón, explica que no es por una estrategia de momento de mercado sino por las atractivas valoraciones de las compañías del país que, en muchas ocasiones, cuentan con un amplio negocio fuera de Japón y se benefician del crecimiento de la cuenca asiática.

Empresas

Lo más leído