Tags: Negocio |

Así está redefiniendo Fidelity su modelo de cobro de comisiones


El pasado mes de octubre informábamos de que algunas gestoras estaban redefiniendo sus modelos de cobro de comisiones. La fórmula ideada por algunas entidades busca alinear los intereses de gestores con el de sus clientes, vinculando el cobro de tarifas a los resultados ofrecidos por los productos. Esto les permitiría cumplir un doble objetivo: por un lado, satisfacer las demandas de un cliente que cuando paga por la gestión activa exige unos resultados superiores a los que ofrecen los productos de gestión pasiva y, por el otro, plantar cara a los ETF y los fondos indexados, después de que en Estados Unidos estas estrategias se hayan hecho ya con una cuota de mercado del 40% sobre el total del patrimonio gestionado por la industria. Fidelity es una de las entidades que tienen más avanzado su nuevo modelo de cobro de comisiones.

Su nuevo marco tarifario lo han denominado Comisión de Gestión Variable. Funciona como una escala gradual y posibilita una doble forma de compartir el riesgo y la rentabilidad. La gestora reducirá un 0,10% la comisión anual de gestión en las nuevas clases de acciones con Comisión de Gestión Variable. La parte variable de la comisión aumentará o disminuirá dependiendo de si el fondo supera o se ve superado por el índice de referencia acordado previamente, después de comisiones y gastos. Esta escala llegará hasta un máximo de +0,20% sobre la comisión anual de gestión (tope) y descenderá hasta un -0,20% por debajo de la comisión anual de gestión (suelo). Los niveles máximos y mínimos de la comisión se alcanzan cuando el fondo supera o se ve superado por el correspondiente índice de mercado en un +2% o un -2% en tasa anual, calculado sobre un periodo continuo de tres años.

Un aspecto importante es que la comisión sólo comenzará a aumentar desde el nivel de partida cuando el fondo haya superado al índice de mercado después de comisiones y gastos. La gestora ilustra la Comisión de Gestión Variable para un fondo con una comisión anual de gestión del 0,80%. Este ejemplo indica que en un fondo con una comisión anual de gestión actual del 0,80%, esta podría descender hasta el 0,50% si el fondo se comporta peor que el mercado y subir hasta el 0,90% si la gestora bate al índice de mercado, lo que supone únicamente un 0,10% más con respecto a la comisión actual en caso de rentabilidades superiores, pero un 0,30% menos en caso de rentabilidades inferiores.

Captura_de_pantalla_2018-01-08_a_las_20

La Comisión de Gestión Variable de Fidelity se lanzará el 1 de marzo de 2018, inicialmente en las clases de acciones sin retrocesiones (limpias) de cinco fondos de renta variable de gestión activa (para siete clases de acciones en total) en la gama de fondos de inversión activa. Los fondos afectados son el Fidelity America, el Fidelity Emerging Markets Focus, el Fidelity European Growth, el Fidelity European Larger Companies y el Fidelity World Fund. Más adelante la gestora introducirán progresivamente otras clases de acciones en toda la gama de fondos de la entidad. Los clientes con carteras segregadas, incluidas las instituciones y los investment trusts, tendrán acceso a una versión personalizada de este nuevo modelo de comisiones.

Captura_de_pantalla_2018-01-08_a_las_20

Allianz Global Investors, otra de las pioneras

Fidelity no es la única entidad que tiene muy avanzado su nuevo modelo de cobro de comisiones. Allianz Gobal Investors, por ejemplo, ya lo aplica en Estados Unidos. El que ha diseñado la entidad alemana está basado en una filosofía que condiciona el cobro de una comisión de éxito sólo sobre aquellos productos que hayan conseguido ofrecer una rentabilidad por encima de la del índice. Está implementando su nuevo modelo de cobro de comisiones a través lanzamiento de la gama AllianzGI PerformanceFee Fund. La estructura de tarifas que aplica depende directamente del éxito que tenga el gestor a la hora de batir al índice de referencia. Por el momento, la firma lo aplica en tres estrategias que acaba de empezar a comercializar en Estados Unidos: el AllianzGI PerformanceFee Structured US Equity, el AllianzGI PerformanceFee Structured US Fixed Income Fund y el AllianzGI PerformanceFee Managed Futures Strategy Fund.

En el caso del fondo de renta variable americana, si el gestor no es capaz de ofrecer una rentabilidad por encima de la generada por el S&P 500, la entidad no cobrará ninguna comisión al inversor. Aplicará una comisión de hasta 120 puntos básicos si el del fondo supera al S&P 500 en 250 puntos básicos. De cara al futuro, en la gestora ya se han fijado como objetivo aplicarlo en todas aquellas estrategias que tengan como benchmark un índice de referencia replicable. Consideran que esto es lo correcto y lo más justo de cara a los inversores, si bien también es evidente que supone un doble reto para la entidad ya que, por un lado, la gestora se expone a una potencial caída de ingresos mientras que, por el otro, los gestores sentirán una mayor presión por batir a los índices.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído