Así están posicionando los gestores de emergentes sus carteras tras las elecciones estadounidenses


Como cada vez parece más claro que Donald Trump pretende llevar adelante al menos parte de sus políticas de proteccionismo comercial, el foco de las preocupaciones se ha posado sobre el mundo emergente, al ser varios los canales por los que pueda transmitirse un impacto negativo (tipos de cambio, tipos de interés, actividad comercial...). “Después de las ventas indiscriminadas iniciales y el vuelo hacia los activos refugios tras la victoria de Trump, el mercado empezará a centrarse otra vez en los fundamentales”, declaran sin embargo los expertos de NN Investment Partners. Éstos afirman que “en una segunda fase, los mercados probablemente se afinen y seleccionen sectores según reciban o no el apoyo de las políticas de Trump”. En el corto plazo, vaticinan que se mantendrá la aversión al riesgo de los inversores para con los activos emergentes, con mayores primas de riesgo y renta variable a la baja.

Desde la gestora consideran asimismo que “la consecuencia más importante de las elecciones para los países emergentes (con independencia de quién hubiera ganado) es la dirección futura de dólar”, que de hecho se ha fortalecido en las últimas semanas.

México, el punto clave

Sophia Withbread, gestora del BNY Mellon Global Emerging Markets Fund, indica que será clave para la economía mexicana el impacto sobre los envíos de divisas, dada la gran cantidad de trabajadores mexicanos en EE.UU.: “Estas remesas son un útil contrapeso a la debilidad del peso y dan apoyo al consumo, que es nuestro enfoque sobre el mercado mexicano”.

El presidente electo ha adelantado que cancelará la participación de EE.UU. en el tratado TTIP durante sus primeros 100 días de gobierno, pero no ha hecho alusiones a NAFTA, el tratado de comercio firmado por EE.UU., México y Canadá. “NAFTA ha sido muy positivo para México, dado el gasto manufacturero de compañías estadounidenses en el mercado”, comenta la gestora de BNY Mellon IM. “Las empresas estadounidenses han invertido tiempo y dinero en la construcción de fábricas y la contratación de personal cualificado en México”, explica la experta. En su opinión, lo más probable es que “se renegocien algunas tarifas, aunque la mano de obra mexicana seguira siendo significativamente más barata”.

Enzo Puntillo, responsable de renta fija de GAM, afirma que “los activos mexicanos son un claro favorito dentro del universo emergente”. El JB BF Emerging Bond-USD  mantiene una exposición de alrededor del 9% a deuda mexicana, ligeramente superior al de su índice de referencia. “No hemos cambiado nuestro punto de vista en general positivo sobre los emergentes, basándonos en la mejora de los fundamentales, la historia de reequilibrio y las valoraciones, pero nos estamos centrando específicamente en México, donde ya habíamos reducido exposición antes de las elecciones. Actualmente estamos reconsiderando nuestra posición en activos de renta fija”, matiza Puntillo.

También ha optado por la cautela Henry Stipp, gestor del Threadneedle Em Mkt Bd Retl Net GBP, que invierte un 13,88% de su cartera en renta fija mexicana: “Hemos ido reduciendo los riesgos y aumentando la liquidez de nuestras carteras de forma significativa según se acercaban las elecciones presidenciales. Como es obvio, nos preocupaba el resultado electoral y al entrar en la recta final de un año adoptamos una actitud más conservadora empujados por una serie de cuestiones como la reunión de la OPEP a finales de Noviembre o la expectativa de un subida de tipos por parte de la Fed. También estamos operando ligeramente en posiciones cortas, lo que debería proteger al fondo frente a subidas en su ‘core’ de cara a las expectativas inflacionarias. Esperamos que la reserva de liquidez que hemos acumulado nos venga bien si experimentáramos salidas en la categoría de activos”.

El gestor de Columbia Threadneedle Investments afirma que la victoria de Trump “tiene muchas implicaciones para los mercados emergentes”, por lo que ha optado por “mantener una posición más cercana a EE.UU. antes de recibir direcciones de hacia donde se encamina la situación”.

El Vontobel Emerging Markets Eq presenta una exposición del 8,7% a renta variable mexicana. Matt Benkendorf, gestor de este fondo de Vontobel AM, afirma: “Los mercados se están viendo dirigidos en parte por el escepticismo y en parte por el optimismo. Nuestras carteras no están completamente asiladas de estas dicotomías políticas y económicas, por lo que la selección de valores es crítica”. Bendendorf explica que una de las principales apuestas del fondo es por valores del sector de consumo básico, por considerar que estas compañías “comercializan productos que cubren necesidades básicas y no son propensos a la obsolescencia”, mientras que infraponderan valores del sector bancario.

El gestor explica que las empresas mexicanas que ha seleccionado ocupan posiciones de liderazgo y presentan sólidos fundamentales: “Aunque puede haber volatilidad a corto plazo en el precio de las acciones y en el peso, nos sentimos cómodos en compañías como FEMSA (propiedad en un 48% de Coke Femsa, una de las mayores embotelladoras de Coca-Cola) y Walmart De Mexico, cadena líder de comercio minorista. Ambas compañías cuentan con oportunidades de crecimiento a largo plazo basadas en las tendencias de consumo estables,  aumento de la cuota de mercado, poder de fijación de precios y su tamaño. Cada una de estas compañías tiene un largo historial gestionando crisis de divisas y de deuda. Y ambas tienen sólidos balances, fuertes flujos de caja y la capacidad de financiar sus negocios con deuda denominada tanto en divisa local como extranjera”

En Capital Group subrayan que “el objetivo declarado de Trump de introducir estímulos a través del desarrollo de infraestructuras ha incrementado la perspectiva de una mayor inflación y tipos de interés más elevados en EE.UU., lo que podría traducirse en unas mayores tasas de endeudamiento en divisa extranjera y una reducción de los flujos a los mercados emergentes”.

En cuanto al Capital Group Emerging Markets Total Opportunities (LUX), con exposición a varios países potencialmente afectados, explican que se está monitorizando los niveles de volatilidad diariamente. Entre otras medidas adoptadas, “cubrir la exposición a la divisa local con dólares también puede ayudar a proteger la cartera frente a cambios inesperados en los tipos de cambio”. “Según nuestra experiencia, invertir en todo el espectro de los mercados emergentes puede ayudar a suavizar el patrón de rendimientos”, añaden.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído