Así afectará el cambio climático a la rentabilidad de las inversiones


TRIBUNA de Keith Wade, economista jefe, Schroders. Comentario patrocinado por Schroders.

Los inversores ya no pueden ignorar el cambio climático. Tendrá un gran impacto en nuestra manera de vivir, así como en el retorno de las inversiones en los próximos 30 años. Un análisis de Schroders muestra que el cambio climático puede favorecer un mayor énfasis de los inversores en los mercados desarrollados. En concreto, para los inversores de Suiza, Canadá y Reino Unido, la conclusión, más bien incómoda, es que en los próximos 30 años el cambio climático en realidad potenciará los retornos de sus bolsas nacionales. Según nuestro análisis, los retornos anualizados ajustados a la inflación del mercado bursátil suizo en los próximos 30 años serían del 4,1% si no hay ningún cambio climático, pero del 5,4% si hay cambio climático. En Canadá, las cifras respectivas son 4,4% y 5,4%, mientras que en el Reino Unido son 5,7% y 6,0%. Asimismo, el pronóstico del índice MSCI World sube ligeramente con el impacto del cambio climático, del 3,7% anual al 3,8%.

Aunque esto dibuja un cuadro positivo en estos países, no es de ninguna manera una forma de fomentar el quedarse parado ante el cambio climático. Esto es debido a que un clima más cálido podría mejorar la productividad en estos mercados relativamente fríos, pero desarrollados. AdvertisementEn cambio, los retornos de los mercados emergentes se verán afectados negativamente, a pesar de seguir siendo potencialmente atractivos. La previsión a 30 años para las acciones de los mercados emergentes cae del 6,3% al 4,4% anual cuando se tiene en cuenta el cambio climático. Los mercados que más sufrirán por el cambio climático en los próximos 30 años son los de los países emergentes más cálidos, como la India. Se prevé que, en las próximas tres décadas, los retornos ajustados a la inflación del mercado de valores de la India sean del 6,2% anual sin el cambio climático. Con el cambio climático, se estima que los retornos apenas alcancen el 2,3% anual. Entre los mercados más afectados también se encuentran Singapur y Australia. 

Pero, más allá de estos mercados, las consecuencias de no actuar ante el aumento de las temperaturas podrían ser devastadoras para todos los países en este siglo. Suponemos que los países introducirán un impuesto al carbono, pero probablemente llegará demasiado tarde y será demasiado pequeño para alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar las temperaturas a 1,5 grados de calentamiento para finales del siglo.

El mensaje es claro: la probable divergencia a largo plazo en los resultados regionales significa que un enfoque activo de la gestión de los riesgos del cambio climático ya no es opcional, sino esencial. En este sentido, en Schroders contamos con el Schroder International Selection Fund Global Climate Change (SISF Global Climate Change), un fondo de renta variable global  que capta oportunidades en todo el mundo invirtiendo en empresas que creemos que se verán afectadas positivamente por los esfuerzos de transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono. Conscientes del reto que supone el cambio climático, lanzamos este fondo hace 10 años, combinando la inversión temática en uno de los mayores desafíos a los que se va a enfrentar el mundo empresarial, junto con criterios ESG o de inversión responsable. El equipo de gestión, liderado por Simon Webber, selecciona empresas que identifican las amenazas y abordan este desafío pronto o que forman parte de la solución.

grafico_schroders

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído