Así afecta la estabilidad del equipo y el modo de remunerar al gestor a la rentabilidad del fondo: el caso de Capital Group


La estabilidad de una gestora, del equipo de profesionales que la integran y las métricas que utilizan en la entidad para calcular la remuneración a sus gestores y analistas tiene un efecto directo sobre los resultados de los fondos. Y este efecto es muy positivo. No es fácil llegar a esta conclusión ya que, en la industria, no hay muchas entidades que no hayan participado en los numerosos procesos de consolidación que ha vivido el sector, que no sufran cambios de manera frecuente en sus equipos de inversión o que remuneren a sus profesionales por los resultados que obtengan a largo plazo, entendiendo largo plazo el hecho de dar un mayor peso en el cálculo de la retribución a los resultados obtenidos a más de cinco años vista. No hay muchas entidades que cumplan estos tres requisitos y, por tanto, hacer un análisis a nivel gestora resulta complicado. Pero se pueden encontrar algunos casos de estudio, como el de Capital Group.

Desde su creación en los años 30 la gestora americana no ha participado en ningún proceso de fusiones o adquisiciones (M&A), remunera a sus gestores y analistas dando un mayor peso a los resultados cosechados a largo plazo y es muy infrecuente ver cambios en sus equipos de inversión. “Esto es algo único en la industria”, asegura en una entrevista con Funds People Grant Leon, responsable de ventas de Capital Group para Europa y Asia, que no duda en exponer algunos ejemplos de lo diferenciador del modelo de esta entidad. “En 2008, cuando muchas gestoras estaban reduciendo costes, nosotros abrimos dos oficinas de gestión en Mumbai y Beijing. Y, en toda nuestra historia, nunca hemos cerrado ninguna. El ser capaces de pensar y ejecutar planes desde una perspectiva de negocio de largo plazo hace de nuestro modelo algo único en el sector y buena parte de la razón viene motivada por el hecho de que el accionariado de Capital Group esté en manos de sus empleados”, subraya Leon.

Según el responsable de distribución de la firma para Europa y Asia, esta estructura es una de las razones que explica la estabilidad de los aproximadamente 390 profesionales que trabajan en el equipo de inversión que, de media, permanecen 22 años en Capital Group, una cifra muy alta en una industria acostumbrada a idas y venidas. “Todos y cada uno de los días aparecen informaciones en los medios de comunicación sobre gestores que abandonan una compañía para entrar en otra. En Capital Group no ocurre eso y, en parte, ello se debe al hecho de que nuestros profesionales de la inversión sean socios de la compañía. Si trabajas para una entidad de la que formas parte y dispones de total estabilidad corporativa, tienes a tu disposición todos los instrumentos que necesitas para realizar bien tu trabajo, cuentas con uno de los equipos de analistas más extensos y con más experiencia… ¿por qué vas a querer marcharte? La única razón para salir sería el hecho de no estar generando buenos resultados”, argumenta.

La manera en la que Capital Group remunera a sus empleados es un claro aspecto diferenciador en la industria, pero también es poco usual el hecho de que los gestores y analistas inviertan cantidades significativas de su propio dinero en las estrategias que gestionan. “Algunas organizaciones externas suelen analizar la relación que existe entre el hecho de que los profesionales inviertan en sus propios fondos de manera significativa y los resultados que obtienen con sus productos. Y no hay sorpresas. Existe una importante correlación. Los resultados que generan los fondos donde los gestores invierten su dinero suelen ser mejores que el que obtienen los productos donde no”, recuerda Leon. Y aquí viene lo verdaderamente interesante de cara a los inversores, ya que esta estructura y filosofía genera a largo plazo unos resultados superiores a los del mercado y a los del conjunto de la industria. No es una cuestión de marketing. Es algo que demuestran los datos.

Los resultados sobre el papel

A nivel cuantitativo, el 80% de la gama luxemburguesa de Capital Group tiene cuatro o cinco estrellas Morningstar. En el plano cualitativo, actualmente en Europa sólo cinco gestoras tienen tres o más fondos con rating Gold Morningstar. Capital Group es una de ellas. En Estados Unidos, de todas las entidades que comercializan sus productos en el país, la casa puede presumir de ser la cuarta que presenta un rating más elevado, teniendo en cuenta las medallas que otorga la firma de análisis. Esto es importante por el carácter predictivo del rating. Morningstar ha calculado el alfa medio anualizado de los productos Gold, Silver y Bronze frente a sus competidores en periodos de cinco años, entre marzo de 2002 y marzo de 2017. Los resultados son concluyentes: fondos con rating positivo (y especialmente aquellos que consiguen un Gold) obtienen mejores resultados que aquellos con un rating Negative o Neutral.

“Un fondo lo hará bien en el futuro no sólo si ha demostrado que en el pasado ha podido batir a sus rivales, sino que también dependerá de la consistencia en el proceso de inversión, de la estabilidad del equipo gestor, de lo mucho o poco que está alineada la entidad gestora con los intereses de sus partícipes, o de los gastos totales que cobra a los inversores, por citar algunos de los factores que toma en cuenta el equipo de análisis de fondos de Morningstar al atribuir sus medallas (Gold, Bronze, Silver, Neutral o Negative) a los fondos analizados”, corrobora Fernando Luque, editor financiero en Morningstar. Por lo tanto, todas esas cualidades mencionadas por el experto, que responden en su mayor parte a un análisis cualitativo, son aspectos importantes que el inversor debería tener en cuenta a la hora de seleccionar un fondo de inversión.

De hecho, la firma de análisis las tiene muy presentes cada año cuando somete a unos 8.000 productos en Estados Unidos a un análisis cuantitativo y cualitativo con el objetivo de identificar a los 43 mejores. El proceso busca identificar a los productos que cumplan una serie de características, muchas de las cuales son demandas habituales de los inversores: bajo coste, reducida volatilidad, que su gestor invierta al menos un millón de dólares en el fondo que gestiona, que tenga como mínimo un track record de cinco años al frente de la estrategia y que el producto cuente con un rating Morningstar Bronze o superior. De este filtrado realizado por la firma de análisis, Capital Group es la gestora activa que de manera recurrente logra incluir un mayor número de fondos, 13 en la última edición. “Estamos muy orgullosos de ello”, concluye Leon.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído