Tags: Banca privada |

Asesoramiento: cinco consejos para ayudar a sus descendientes a administrar su herencia


Uno de cada tres estadounidenses que recibe una herencia tarda en gastársela tan sólo dos años. Este dato sorprendente es el resultado de un estudio realizado en la Universidad de Ohio por el economista y analista científico Jay Zagorsky. Otra encuesta con resultados cuanto menos interesantes, conducida en este caso por la cadena CNBC, ha detectado que más del 40% de padres estadounidenses que tengan un patrimonio compuesto por un millón de dólares o más en activos invertibles no han hablado con sus hijos sobre su herencia. “A algunos padres reticentes les preocupa que sus hijos se sientan autorizados y con menos motivación para conseguir esa herencia. A otros les preocupa que el niño dependa de una herencia que pueda no materializarse de facto. Pero no hablar sobre la herencia puede crear otros riesgos”, advierten los expertos en Planificación para la Jubilación de Capital Group.

En concreto, en la firma se basan en la experiencia estadounidense para afirmar que “revelar al menos algunos detalles” sobre la herencia sería positivo para los futuros herederos, al permitirles “planear con tiempo y tomar decisiones financieras informadas”. Por tanto, aportan cinco consejos útiles para aquellos padres que estén pensando en dar el paso y hablar con sus hijos sobre el futuro.

#1 Misión y visión de la familia

Bajo este epígrafe aparentemente tan solemne, a lo que se refieren en Capital Group es a preparar la escena: “Antes de empezar la conversación, piense en los valores financieros que son más importantes para usted. ¿Quiere que sus hijos sean caritativos? ¿Auto suficientes? ¿Es la educación una prioridad?”. Es decir, que aconsejan escribir una lista con esos valores y compartirla con los hijos.

En la gestora también recomiendan “hablar sobre su propia vida y los factores que le han llevado a tener su patrimonio, como el trabajo duro, un gasto disciplinado o unas inversiones saneadas”. Creen que esta clase de mensajes pueden ser importantes, ya que pueden “ayudar a la siguiente generación a entender que la herencia no ha sido una cuestión de suerte, sino que se les confía para que la administren con responsabilidad”.

#2 Tómese las cosas con calma

Por supuesto, una conversación no siempre es suficiente. De hecho, en la gestora recomiendan mantener unas cuantas charlas con los hijos que giren en torno al hecho de heredar: “Esto le permite ir revelando información con el paso del tiempo, basándose en qué fase está cada niño y su nivel de experiencia en la gestión del patrimonio”.

Para aquellos casos donde el contenido de la herencia sea complejo, porque incluya varios tipos de activos, por ejemplo, los expertos en Planificación para la Jubilación recomiendan tomarse tiempo para ir cimentando la educación financiera de los niños. Citan un truco empleado por Erika Safran, fundadora de la firma Safran Wealth Advisors, consistente en realizar revisiones periódicas: “Los padres deberían emplear su buen juicio y compartir información que coincida con el grado de responsabilidad y la madurez de sus hijos”.

#3 Explicar las decisiones que se tomen

Este paso es importante porque “puede ayudar a evitar confusión y controversia” entre la familia. Ponen el siguiente ejemplo: “Puede que usted tenga razones para que unos hijos hereden más que otros. Puede que sea porque ha creado un fideicomiso que realice remuneraciones a lo largo del tiempo para evitar que un hijo menos maduro despilfarre su herencia. Sus hijos deben ser capaces de aceptar estas difíciles decisiones si usted les explica su razonamiento”. De esta manera, se asegura el entendimiento y comprensión en vez de causar que quizá algunos de los herederos se muestren resentidos, al no comprender el motivo de estas decisiones.

#4 Escuche a sus hijos

En la gestora aclaran que la comunicación no puede ser sólo en una dirección, sino que debe buscar el intercambio de pareceres con los hijos, “dejar que hagan preguntas y comuniquen sus propios deseos”. Los expertos aconsejan “mantener un tono positivo, antes que predicar, puede ayudar a verbalizar que usted tiene su beneficio en mente”. Se trata por ejemplo de evitar frases como “no despilfarres mi trabajo” y favorecer otros mensajes más positivos, como “queremos que este dinero sirva para ti y para tus hijos”.

#5 Introduzca a un profesional en la conversación

Desde Capital Group sugieren recurrir cuando se considere necesario a los consejos de un asesor financiero, un contable o un fiscalista. Consideran que, gracias a la información que aporten estos profesionales, “sus hijos y usted podrán evaluar cuidadosamente las decisiones tomadas”, así como responder a las preguntas que hagan los miembros de la familia.

Los expertos de Planificación para la Jubilación consideran que los que pueden beneficiarse más de una reunión con un asesor financiero pueden ser los adolescentes de la familia, ya que “pueden prepararse para los desafíos emocionales y financieros derivados de la gestión de la riqueza futura”.

En cualquier caso, los expertos resumen todos estos mandamientos en uno solo: “Lo importante es empezar la conversación sobre la herencia y seguir hablando. Es una forma de ayudar a asegurarse de que su legado vive a través de las generaciones futuras”.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído