Ascri pide al Gobierno un fondo de fondos públicos para reactivar el capital riesgo


La Asociación Española de Entidades de Capital-Riesgo (Ascri) ha pedido al Gobierno medidas que reactiven el sector del private equity, muy tocado en 2012. Entre esas peticiones, se encuentra la de crear un fondo de fondos públicos, algo que ya se ha hecho en otros países de Europa como Francia o Inglaterra y que, a juicio de Carlos Lavilla, presidente de Ascri, “atraería dinero privado que complementaría al dinero público”. Entre las medidas deseadas no hay ninguna de carácter fiscal.

Los números de mercado del capital riesgo en España del pasado año no dejan lugar a dudas sobre su debilidad. El volumen de inversión estimado alcanza los 2.525 millones de euros, lo que supone una reducción del 22% frente a 2011 (3.233 millones). Tampoco la desinversión muestra mejores signos, donde sufre una caída importante: 956 millones, un 46% menos con respecto al año anterior, cifra que se traduce en 461 operaciones (frente a las 571 de un año antes). Existe una gran “dificultad para encontrar compradores que adquieran las compañías en las que hemos invertido”, explica Lavilla.

A este respecto, Javier Ulecia, vicepresidente de Ascri y presidente del Comité de Venture Capital de la asociación, considera que “necesitamos más casos de éxito” para que las pymes invertidas sean adquiridas por multinacionales, hecho que representa el punto final del proceso inversor del capital riesgo.

Sólo la captación de fondos parece que salva las cifras de 2012 con una caída menor, donde el capital riesgo español logra 2.172 millones, lo que equivale a una reducción del 9% en comparación con 2011. Del total, el grueso (1.500 millones, un 70%) corresponde a la aplicación de fondos internacionales en sus inversiones. El resto (672 millones, un 30%), a los fondos nacionales, que ahora representan tan sólo un tercio de lo que suponían en 2008, cuando captaban casi 2.000 millones.

¿En qué invierte el capital riesgo?

Por sectores, y a nivel general, el capital riesgo apuesta por sectores “innovadores, anticíclicos y fácilmente internacionalizables”, algunos como las nuevas tecnologías, la salud y la medicina o la energía y la biotecnología.

Además, los procesos privatizadores que se están dando y se darán a lo largo del año suponen una oportunidad para el sector. “Donde vaya a haber procesos de privatización, los fondos de capital riesgo estarán ahí y los estudiarán”, confirma Lavilla.

En la actualidad, la industria comienza a tener cuerpo, con nuevos actores que entran y otros que se especializan. Sin embargo, “siguen faltando los fondos de pensiones”, recuerda José Martí Pellón, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, que sigue la evolución del private equity en España desde 1984. 
 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído