Arquigest opta por la renta variable para su próximo fondo de inversión


Arquigest, la sociedad gestora de la Caja de Arquitectos Arquia, ha registrado un nuevo fondo de inversión en la CNMV, que viene a completar su oferta de fondos. Con el lanzamiento de Arquiuno Renta Variable Mixta, un fondo de bolsa mixta denominado en euros, la gestora tiene ya tres productos en el mercado español: uno de renta fija a corto plazo (FAV-Arquitectos, lanzado en 2002), otro de renta fija mixta (Arquiuno, desde 1987) y el último lanzado. Así, el nuevo fondo es el primero que la gestora lanza en más de una década.

Las razones del paso dado ahora son tres, según explica Alfonso Castro Acedo, director de Arquia Gestión. Ampliar la gama de fondos, "ofrecer una alternativa de inversión aprovechando las oportunidades que puede dar el mercado de renta variable como alternativa a los depósitos, que han visto recordada su remuneración, y aportar soluciones al cliente particular que opera en corto plazo en el mercado bursátil y que se ha visto expulsado del mismo por la última modificación fiscal" son los objetivos.

Y es que desde la gestora consideran que la bolsa es ahora un activo a considerar: "Los acontecimientos de los últimos meses, como la limitación a la remuneración de los depósitos, la relajación de la prima de riesgo, la rebaja de los tipos por el BCE o las políticas del Banco de Japón, dan como resultado una situación en la que los activos que más interesantes son los de renta variable", explica Castro.

Oportunidades globales

El nuevo fondo es un producto mixto en el que la renta variable puede alcanzar tres cuartos de su patrimonio. Así, invierte como máximo un 75% en bolsa y el resto en renta fija. "La intención de la gestora es realizar una gestión encaminada a invertir en diferentes mercados, recogiendo las oportunidades bien por capitalización de valores o geográficamente", explica Castro.

El fondo invertirá hasta un 25% de la cartera en empresas cotizadas en el mercado continuo español y hasta otro 25% en empresas europeas del EuroStoxx 600, lo que permitirá llegar a firmas de mediana y pequeña capitalización. La cartera podrá tener hasta un 15% en empresas del S&P 500 estadounidense y hasta el 10% en firmas de mercados emergentes, que podrá ser vía inversión directa en acciones que formen parte del índice MSCI Emerging Markets Asia, y/o ETF sobre el mismo. Además, según el folleto, la suma de las inversiones en valores bursátiles emitidos por entidades de fuera del área euro más la exposición al riesgo divisa (sobre todo en dólares) no podrá superar el 30% del patrimonio.

Inicialmente los pesos más importantes de inversión recaerán en el mercado español, europeo y estadounidense, incluyendo con posterioridad los mercados emergentes, según explica Castro.

Por su parte, las inversiones en deuda serán tanto en renta fija pública de países miembros de la Unión Europea, como en activos de renta fija privada emitida por compañías con sede en países de la OCDE y que estén denominadas en euros. Dentro de la renta fija, además se incluyen depósitos en entidades de crédito e instrumentos del mercado monetario que sean líquidos y negociados o no en mercados organizados. La comisión de gestión del fondo es del 1,75% sobre el patrimonio y la de depósito, del 0,2%.

La sociedad administra tres fondos: además del último lanzado, el más atrevido de todos, cuenta con Arquiuno, el fondo más antiguo, un mixto de renta fija lanzado en 1987 con un peso de hasta el 30% en renta variable y una rentabilidad anualizada del 4,75%. Su patrimonio es de 21,24 millones de euros. FAV-Arquitectos, lanzado en 2002, es su segundo fondo, un producto de renta fija a corto plazo con una duración media menor a dos años y un patrimonio de 4,35 millones. Su rentabilidad anualizada es del 1,48% según datos de la entidad.

La gestora

El grupo Arquia-Caja de Arquitectos es una entidad financiera creada por y para los arquitectos, y para atender sus necesidades de ahorro y de crédito. La Caja se constituyó el 2 de marzo de 1983, por lo que en este ejercicio cumple su 30 aniversario con una ratio de solvencia a finales de 2012 del 15,32% frente al 9% exigible. La diversificación de actividades de la caja se ha traducido en la creación de varias entidades filiales; hasta la fecha, cuatro. Arquigest, sociedad gestora de instituciones de inversión colectiva que también realiza gestión por cuenta ajena de patrimonios, asesoramiento en materias financieras e interviene en la colocación de emisiones públicas y privadas, se constituyó en España el 9 de diciembre de 1985.

La gestora de pensiones, Arquipensiones, nació en 1989 y actualmente gestiona 11 fondos de pensiones, con un patrimonio de 111,5 millones de euros. En tercer lugar, Arquiseguros, una correduría de seguros constituida en 1991, tiene por objeto la promoción, mediación y asesoramiento en operaciones de seguro, así como la posterior asistencia a los asegurados. Por último, la caja cuenta con una fundación, nacida en 1990, que promueve y fomenta fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de lo relacionado con la actividad de los arquitectos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído