Arquia Banca formaliza la compra de Caja Abogados


Arquia Banca ha formalizado la compra de Caja Abogados para extender su modelo diferencial de banca para profesionales a perfiles pertenecientes al mundo del Derecho.

Esta firma -hasta ahora integrada en Bantierra- continuará desarrollando su actividad con la misma marca, aportando al grupo un equipo humano de unos 40 profesionales, una cartera de más de 25.000 clientes y un volumen de negocio de 600 millones de euros, gestionado a través de una red de 12 oficinas, tres delegaciones –dos de ellas especializadas en ofrecer servicios para empresas- y 18 agentes financieros.

La integración efectiva supone, indica Arquia Banca, “un significativo refuerzo en su posicionamiento como banca especializada en la gestión de grandes patrimonios y en las necesidades de financiación de los colectivos de perfil profesional”. Mediante esta operación avanzan hacia su objetivo de crecimiento fijado hasta 2019 en el plan estratégico, que incluye para este año su conversión a entidad bancaria y el inicio de su expansión al mercado portugués.

Javier Navarro, presidente de Arquia Banca, afirma que “la trayectoria de Caja Abogados a lo largo de su existencia encaja a la perfección en nuestro modelo de banca especializado en el asesoramiento a profesionales, y además esta integración nos permite seguir creciendo, acercándonos a uno de los colectivos más importantes de nuestro país: el de los abogados”.

Desde 2016 Arquia Banca ha potenciado mucho su segmento de banca privada y la gestión de grandes patrimonios, gracias a la compra de un paquete mayoritario de la sociedad de asesoramiento financiero PROFIM, con una cartera de más de 1.000 clientes y un volumen de negocio gestionado de 350 millones de euros.

Arquia Banca (Caja de Arquitectos S. Coop de crédito), que este 2018 iniciará su expansión a Portugal con dos oficinas en Lisboa y Oporto, culminará próximamente el proceso para la transformación en Arquia Bank S.A, tras la obtención de la correspondiente autorización de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera. Arquia Banca cerró el año 2016 con un beneficio neto de 8,7 millones de euros.

Este cambio permitirá, apuntan, “responder mejor a los desafíos que plantea en el modelo financiero actual, contando con una elevada especialización en el asesoramiento a profesionales de todo tipo de sectores”.  

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído