Arquia Banca da su primer paso internacional y abre dos oficinas en Portugal


Más de tres décadas después de su nacimiento en 1983, el grupo Arquia Banca da su primer paso de negocio internacional. Portugal será su destino, país en el que abrirá dos oficinas en 2018, en Lisboa y Oporto. Esta expansión internacional fue adelantada por Funds People en una entrevista (número 97, mayo) a Xavier Ventura, director general de la entidad. En ella, Ventura aseguraba su intención de “replicar el modelo de éxito que tenemos en España”, dado que “en el país luso no hay ninguna entidad para colectivos profesionales”.

Arquia Banca cuenta con más de 119.000 clientes, de los cuales una cuarta parte (30.000 clientes) figuraban como socios de la cooperativa a cierre de 2016. Un 60% de los clientes son arquitectos y el resto se encuadra en otros colectivos profesionales, dentro de la evolución hacia otros segmentos que ha experimentado la entidad en los últimos años.

Según Javier Navarro, presidente de Arquia Banca, “somos una entidad única, especializada en atender las necesidades específicas de los profesionales y pymes y en la gestión de grandes patrimonios, y queremos seguir creciendo. Por eso, en 2018 culminaremos la entrada en Portugal y seguiremos avanzando para hacer realidad los objetivos fijados en nuestro plan estratégico, consolidarnos como la entidad de referencia de nuestros clientes e incrementar un 50% el beneficio neto de la entidad en 2019”. En 2016, el resultado neto de la compañía fue de 8,7 millones de euros, un 19% superior respecto al del año anterior.

El objetivo global de su Plan Estratégico 2016-2019 establece incrementar el beneficio neto un 50%, alcanzando los 12 millones en 2019. Para ello, este plan estratégico se fundamenta en cinco grandes ejes de actuación: foco en el cliente, apuesta definitiva por la banca digital, fortalecimiento del negocio con un incremento de la actividad de la banca privada, desarrollo del talento interno y ágil adaptación al nuevo marco regulatorio europeo.

Potenciar el negocio de banca privada

Respecto al tercero de los ejes, entre las operaciones relevantes materializadas por el grupo en 2016 se encuentra la adquisición de un paquete mayoritario de Profim EAFI, con el que Arquia Banca ha potenciado su segmento de banca privada y la gestión de grandes patrimonios con una cartera de más de 1.000 clientes y un volumen de negocio gestionado de 350 millones de euros.

Su meta es que, a finales de 2019, el grupo supere los 1.000 millones de activos asesorados y gestionados. Por el momento, parten de los 650 millones, al sumarse unos 300 millones de los fondos de inversión y planes de pensiones propios de su gestora de activos, Arquigest.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído