Ariane de Rothschild: “En banca privada hay oportunidades interesantes pero a precios muy altos”


En su última visita a España, en donde la presidenta y máxima responsable del Comité Ejecutivo del Grupo Edmond de Rothschild, Ariane de Rothschild, presentó la bodega Benjamin de Rothschild & Vega Sicilia junto a Pablo Álvarez, consejero delegado de Vega Sicilia, también tuvo tiempo de analizar con Funds People los retos de la banca privada en Europa.

Según Ariane de Rothschild, la regulación, los bajos tipos de interés, sobre todo en Suiza, el crecimiento todavía moderado y los bajos márgenes generalizados de la industria bancaria, son los grandes desafíos de futuro para el negocio de gestión de patrimonios en general, y especialmente en el segmento de altos patrimonios.

Sin embargo, en su día a día, se muestra confiada en el futuro del Grupo Edmond de Rothschild y se marca como principal reto ser capaz de “crear servicios y productos en línea con lo que representamos, una casa de inversión de convicciones con la habilidad de ser creativos para nuestros clientes”. En cuanto al riesgo del futuro de Europa, cree que la victoria de Emmanuel Macron supone un paso firme para el avance de la Unión Europea.

Aunque por el momento están centrados en el crecimiento orgánico, Ariane de Rothschild admite que están valorando todas las alternativas que ofrece la industria. “En banca privada va a llegar un momento en el que se tienda a la concentración por razones económicas y la presión regulatoria”, considera. Sin embargo, concreta, “Hay oportunidades interesantes pero a precios muy altos”.

España

En cuanto a España, uno de los mercados que más aportan al grupo, tal y como indica su presidenta, piensa que es un mercado muy interesante para ellos porque está muy concentrado en familias. “Tenemos el mismo lenguaje”, contextualiza.  

Para el grupo, España supone una apuesta firme. "Confiamos en España cuando no todos lo hacían". Junto con Francia, es el único país donde Edmond de Rothschild está presente a través del grupo financiero, del vitivinícola y de sus fundaciones, estando las tres actividades supervisadas y coordinadas por Antonio Salgado, CEO del Grupo en España. “Es un mercado difícil de construir que necesita mucho tiempo”, destaca. Por ello, aclara, tienen una visión a largo plazo. “Entrar y salir no me parece sólido”, subraya.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído