Argumentos a favor de Europa del equipo de renta variable europea de Invesco


Jeffrey Taylor, responsable de renta variable europea de Invesco, se declara “un optimista pasado de moda” respecto a su clase de activo. En un reciente encuentro con periodistas en Henley, cuartel general de la firma en Europa, Taylor ha puesto en contexto los fundamentales que detecta en las acciones europeas y ha hablado de algunos aspectos que deben tener muy en cuenta los inversores que quieran invertir en este universo. El equipo de renta variable europea de Invesco tutela entre otros varios fondos importantes en el mercado español: el Invesco Pan European Equity dispone del sello BlockBuster de Funds People, mientras que el Invesco Pan European Equity Income y el Invesco Pan European Focus Equity gozan del sello Consistentes en ambos casos.

Un pesimismo injustificado

El experto comienza su análisis abordando la percepción pesimista que muchos participantes del mercado están volviendo a tener sobre la zona euro: “Según el consenso, Europa es un caso perdido, siempre decepciona”. Sin embargo, observa en contraposición que el PIB de la zona euro sigue en terreno positivo, que el BCE ha ampliado su programa de estímulos cuantitativos, que están empezando a mejorar – aunque lentamente- la concesión de crédito y la inversión y el consumo, y que perdura el impacto de las reformas aplicadas por países europeos. Por todos estos factores, Taylor opina que “Europa puede sorprender positivamente a las expectativas del mercado”, y estima que crecerá entre un 1,5% y un 2% este año. En contraposición, considera que “el mercado no está poniendo en precio este potencial de crecimiento multianual”.

Asimismo, Taylor afirma sobre el crecimiento de los beneficios corporativos, que se ha resistido en los últimos años, que es “un problema inferior a lo que se espera la gente”. Se fija en que los analistas han alentado el pesimismo, pues han revisado negativamente sus expectativas sobre beneficios corporativos a principios de año, basándose en parte a la publicación de datos negativos de los PMI. “No es irrealista esperar que se incremente el grado de deuda operacional, porque los márgenes de las compañías europeas están comprimidos. Sin embargo, esperamos algo de crecimiento del beneficio por acción (BPA) para este año”, aclara.

“El dinero está muy barato y hay mucho disponible, esto permitirá a las compañías comportarse de una forma más racional”, continúa el responsable. En cambio, encuentra irracional la fuerte dispersión entre valores que se puede observar actualmente en la renta variable europea: “Los mercados no están caros en su conjunto, pero sí hay mucha dispersión entre valores. De hecho, la dispersión entre sectores europeos ha batido máximos de récord. Creemos que se debe a que muchos inversores han decidido apostar por lo seguro, en una reacción demasiado violenta o exagerada a los problemas actuales de la economía europea”.

Dicho de otra forma, según Taylor “la brecha entre lo caro y lo barato nunca había sido tan elevada, y esto significa que los inversores se están concentrando en los valores más caros”. El experto alerta de que, cuando la dispersión es tan elevada, implica “un ajuste masivo entre los componentes del mercado y el comportamiento del mismo que termina provocando que los valores de calidad empiecen a presentar un comportamiento peor que la media del mercado”, provocando un radical cambio en el liderazgo del mercado. Por todo esto, el experto considera que “tiene que estrecharse un poco esta dispersión”.

El caso de la banca

Jeffrey Taylor se encarga personalmente de la gestión del fondo Invesco Euro Equity Fund. En base a la visión macro y las creencias del equipo de renta variable europea, el experto ha posicionado el fondo a favor de tres sectores a priori contrarian, pero que considera que cotizan con suficiente descuento y que cuentan con potencial de recuperación: telecomunicaciones, energía y bancos. Este último sector es sobre el que el responsable tiene una convicción más fuerte: “Hay mucho valor en el sector financiero. Los bancos están cotizando con una valoración muy baja: el PER y el precio sobre valor en libros medio del sector son inferiores a los que presentaban durante la crisis de la deuda soberana de 2011, y nosotros no estamos de acuerdo con estas valoraciones. Creemos que el mercado está poniendo en precio algo muy negativo, y nos preguntamos si es justo”, resume Taylor. Éste alega a favor del sector que “los balances son más estables y fuertes, y menos dependientes del ciclo”, y además observa que están “al principio de un ciclo de incremento de la concesión del crédito”.

Sobre el impacto de la regulación sobre el modelo de negocio bancario, el experto opina que “la regulación está siendo demasiado hostil con los bancos, que son agentes económicos necesarios. La regulación pone presión sobre los márgenes, pero los bancos tienen actualmente más fuentes de beneficios, a través de sus negocios de seguros y gestión de activos”. Por ello, concluye para reforzar su tesis que “la banca tiene fuentes de ingresos resistentes, con fuentes diversificadas de beneficios, y el mercado lo está ignorando”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído