Arcano se alía con Muzinich para lanzar un fondo que invierte en pymes españolas y portuguesas


La última visita a España de George Muzinich tenía una finalidad muy concreta. El fundador de Muzinich & Co, gestora americana creada en 1988 especializada exclusivamente en crédito corporativo que actualmente cuenta con un patrimonio de 28.000 millones de dólares, y la firma de asesoramiento financiero Arcano se han aliado para lanzar el Iberian Private Debt Fund, fondo dirigido a inversores institucionales (family offices, aseguradoras y fondos de pensiones, principalmente) cuyo objetivo es dar una rentabilidad neta anual de entre el 8% y el 9%. El producto invertirá en préstamos y emisiones privadas de crédito de compañías españolas y portuguesas con ebitdas de entre 5 y 30 millones de euros, aunque la mayoría de las inversiones se concentrarán entre los 10 y los 20 millones.

Aunque podrá ser ampliable hasta los 300 millones de euros, el tamaño inicial del fondo es de 200 millones. El objetivo es construir una cartera diversificada invirtiendo el capital entre 15 y 25 pymes de distintos sectores y regiones, respetando ciertas restricciones: el fondo nunca destinará más de un 8% a una emisión concreta ni expondrá más del 20% de la cartera a un determinado sector; tampoco invertirá en empresas tecnológicas (startups), entidades financieras, compañías inmobiliarias o vinculadas a las materias primas. Muzinich se centrará en buscar empresas sólidas, de crecimiento 2.0, con ingresos recurrentes, orientadas a la exportación y que necesitan financiación para internacionalizar su negocio. También se fijará en que presenten una baja volatilidad.

Según explican, la alianza alcanzada por Muzinich y Arcano se diferencia de otros acuerdos de direct lending surgidos en España en varios aspectos: el tamaño objetivo de las compañías es inferior (el foco lo ponen en las empresas de mediana capitalización); la financiación se realiza con un perfil de riesgo menor (por el perfil de la empresa y la propia financiación); los objetivos de inversión son a largo plazo (se busca crear relaciones estables con las compañías, a las que se les presta con un horizonte de 5 a 7 años) y se está contratando un equipo de 3 profesionales local dedicados en exclusiva al nuevo fondo. Todas las decisiones de inversión se toman entre Muzinich y Arcano. El objetivo que persiguen con esta alianza es combinar la experiencia de Muzinich en el ámbito de la gestión con el conocimiento del mercado local de Arcano.

Mientras que Arcano acaba de recibir un mandato del ICO para invertir 1.200 millones de euros en fondos de capital privado, Muzinich es una de las grandes gestoras internacionales a nivel global, con un equipo que se reparte entre Estados Unidos, Europa y el mundo emergente. Sus 26 años analizando compañías convierten a George Muzinich en una voz autorizada en la industria. “Lo importante a la hora de analizar compañías es hacer due diligence muy serias: debes conocer al equipo directivo y a sus trabajadores, analizar sus barreras de entrada, su capacidad de fijación de precios, realizar tus proyecciones en función a diferentes escenarios de estrés, saber lo que hace especial a la compañía… Se trata de formular preguntas tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo”, afirma el experto.

En una entrevista concedida a Funds People, George Muzinich considera que, en estos momentos, tanto España como Europa representan una clara oportunidad. Sin embargo, hay que tener cuidado ya que, en el entorno actual, no todo vale. Esto es muy evidente en el caso de la calidad de las nuevas emisiones. “En un entorno en el que los bonos se han apreciado significativamente y los tipos de interés han bajado, es lógico que el número de emisores haya aumentado dada la mayor facilidad para acceder a la financiación. La clave es ser disciplinado. Si no lo eres a la hora de seleccionar, es posible que la estrategia te funcione a corto, pero no lo hará en el medio-largo plazo. Y nosotros estamos montando este fondo con Arcano pensando en el largo plazo”, indica.

Actualmente, Muzinich considera que el mercado está caro. “Los spreads en deuda con grado de inversión se han estrechado significativamente; la ventaja del high yield es que la duración es más corta, lo cual ofrece una mayor protección frente a posibles caídas”. Según el experto, vivimos en un tiempo muy especial, en el que la visibilidad actual es muy limitada y, por lo tanto, hacer predicciones se antoja muy difícil. “Tenemos un mercado completamente artificial. No sabes dónde están en realidad los tipos de interés. Por ese motivo, asistir a una corrección del mercado no es, en absoluto, algo descartable. Las aguas están en calma, pero en algún momento vendrá la tormenta. Hacer previsiones sobre cuándo lo hará es imposible, aunque en el actual entorno yo no recomendaría ser muy agresivo”, asegura el experto.

A su juicio, lo más adecuado no es hacer predicciones, sino elaborar distintos escenarios en los que poder analizar cómo se comportaría la estrategia. “El peor escenario para el Iberian Private Debt Fund sería el de una vuelta de España a la recesión en el que el país volviese a ser puesto en el centro del huracán”, a lo que le da bajas probabilidades. Por el contrario, el mejor escenario sería el de asistir a una recuperación del crecimiento económico, con una inflación que estuviese en torno al 1%-2%, un escenario que le resultaría muy propicio para cubrir su objetivo de ofrecer una rentabilidad anual de entre el 8% y el 9%, algo en lo que se muestra plenamente confiado.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído