Apuesta de extremos: a la caza gangas en renta variable pero también a los activos refugio



La última semana de agosto vio un ligero rebote en el capital dirigido hacia los productos de renta variable, gracias al atractivo de la caza de ganas y al optimismo en torno a una posible tercera ronda de relajación cuantitativa por parte de la Reserva Federal en EEUU. Sin embargo, según los datos de EPFR Global, la mayoría del “dinero fresco” se dirigió a los activos refugio y sectores más defensivos del mercado y los inversores mostraron una fuerte preferencia por la flexibilidad ofrecida por los ETF, pues los fondos gestionados de forma activa sufrieron fuertes salidas por octava semana consecutiva.

En general, los fondos bursátiles captaron 6.020 millones netos en la última semana del mes –su mejor cifra desde principios de verano-, con los fondos sobre EEUU y Alemania acaparando la mitad de los flujos. Por su parte, los fondos monetarios absorbieron 3.120 millones mientras los de renta fija vieron salir 791 millones de dólares.

Las salidas de los fondos de renta variable emergente y las de los fondos de renta fija high yield siguieron suavizándose. Entre los primeros, aunque la mayoría de grupos sufrieron salidas, los 590 millones en negativo suponen la cifra más baja en un mes que ha visto salir casi 8.000 millones de los fondos de Asia sin Japón, Latam, EMEA y los fondos globales de renta variable.

En EEUU, las atractivas valoraciones y las expectativas de mayores estímulos monetarios ayudaron a que entraran 6.000 millones de dólares en renta variable, dejando la cifra de entradas en las últimas dos semanas en 11.000 millones. Con todo, el 95% de esa cifra fue a los ETF. Sin embargo, los otros fondos de mercados desarrollados no tuvieron tanto éxito, en la medida en que los inversores siguen esperando a que los políticos muevan ficha. Con todo, en Europa terminaron la semana en positivo, si bien ello se debió a las entradas en fondos de bolsa alemana.

Por sectores, los inversores se decantaron por los más defensivos y los que pagan dividendos, como las utilities –cuyas captaciones se han situado en niveles récord, superando los 1.380 millones de dólares de 2006-.

En renta fija, las salidas de los fondos de alta rentabilidad se desaceleraron hasta llegar al nivel mínimo en cinco semanas, mientras los flujos hacia los fondos de emergentes en divisa local cayeron a su menor nivel desde la tercera semana de marzo y las salidas de los fondos de deuda europea se situaron por debajo de la mitad de la media semanal en lo que va de año.