Apostar por un determinado mercado, ¿jugar a la ruleta?


En un mundo inmerso en un continuo proceso de transformación, las oportunidades de inversión son globales. No existe ningún país que haya sido capaz de mantener a su mercado en los primeros puestos en términos de rentabilidad de una forma continuada en el tiempo. Las bolsas que registran los mejores rendimientos cambian año tras año, lo que según Franklin Templeton Investments resalta la necesidad de la diversificación. “De lo contrario, los inversores podrían perderse potenciales oportunidades en otras partes del mundo”, aseguran desde la gestora estadounidense.

Los números son muy claros a este respecto. A lo largo de los últimos diez años, los mercados que han alcanzado el primer puesto por rentabilidad a nivel mundial se han ido alternando. Sólo un país, Tailandia, ha conseguido posicionar su bolsa como la más rentable del mundo en dos ocasiones (2003 y 2010). El resto de años, los líderes han variado, sin guardar ninguna relación entre sí. En 2011, por ejemplo, la bolsa más alcista fue la irlandesa, mientras que en 2009 ese honor lo tuvo la de Brasil, mercado que a partir de ese momento registró un comportamiento que muchos inversores consideran decepcionante.

En 2008, la bolsa más alcista fue la de Marruecos; en 2007, el privilegio fue para la de Perú; en 2006, la ganadora fue China; en 2005, Egipto; en 2004, Colombia… "Las oportunidades de inversión en renta variable son globales". Según John Templeton, fundador y expresidente de Templeton Funds, “cuando se busca en todo el mundo, se encuentran más y mejores oportunidades que cuando se busca en un solo país”. En este sentido, desde la entidad señalan que la próxima década seguramente será una época de cambios considerables a medida que las personas, las empresas y las economías de todo el mundo están cada vez más conectadas entre sí.

“Esto representa un aumento del comercio, una ampliación de los mercados de acciones y un potencial de consumo a niveles sin precedentes, cada uno de los cuáles representa una enorme oportunidad de inversión”. Los expertos de Franklin Templeton ponen el ejemplo de los emergentes. “Hace 25 años, estos mercados representaban sólo el 3% de la capitalización de la bolsa mundial. Actualmente, su peso supera el 25%”, señalan. Su auge es evidente y, en este sentido, en la gestora observan una serie de tendencias muy importantes a nivel global que están afectando a las fuentes más probables de oportunidades de cara al futuro.

Para aprovecharlas, apuestan por posicionar las carteras de manera que reflejen las tendencias que se están apreciando en los emergentes. Según Franklin Templeton, éstas serían básicamente cuatro. “Un auge de los mercados emergentes, que ya no son ni pequeños ni nicho, un crecimiento de la clase media con poder adquisitivo, el aumento de la esperanza de vida, por la que más personas en los emergentes viven y consumen por un periodo más prolongado de tiempo, y un aumento de la población urbana, que genera la necesidad de proyectos de infraestructura y eleva la demanda de productos básicos, servicios públicos y tecnología”.

Noticias relacionadas

Lo más leído