Apostando por México y su clase media


México es conocido por todos por sus riesgos e índices de criminalidad, sin embargo, hemos de tener en cuenta algunos datos muy positivos que han ido sucediéndose en los últimos años. Por ejemplo, México superó a China y Corea del Sur como el mayor fabricante de televisiones recientemente y también es el mayor fabricante de neveras de dos puertas al día de hoy.

En el año 2010, exportaron 4,3 mil millones en componentes aeronáuticos y aeroespaciales y esperan aumentar dichas exportaciones hasta 12 mil millones para 2020. El año pasado produjeron 2,88 millones de automóviles (13% más que en 2011), y, se estima que tendrá un crecimiento en su producción de un 31% en tan solo cuatro años.

Con una población que supone una quinta parte de la región, Financial Times ha dicho que exportan más productos manufacturados que toda la región en su conjunto. En términos de comercio internacional ha firmado 44 Tratados de Libre Comercio, el doble que China y cuatro veces más que Brasil. Por el lado de las importaciones, las provenientes de EE.UU. aumentaron hasta el 14% en 2012 y, el U.S. Department of Commerce, espera que aumenten hasta el 16% en 2018.

La segunda economía de latinoamérica cuenta con una población joven y bajas tasas de desempleo (5%). En los últimos años, el número de ingenieros se ha multiplicado, así como el número de graduados escolares, que están transformando una dinámica y cada vez más cualificada fuerza laboral de 50,7 millones de personas.

A principios de 2000, las empresas manufactureras emigraban para establecerse en China persiguiendo mano de obra más barata. Sin embargo, la elevada inflación en China ha empujado los salarios al alza y el trabajador mexicano recibe de media lo mismo que un chino actualmente. Las empresas están volviendo a México.

El fabricante japonés Honda, por ejemplo, está construyendo una nueva fábrica que permitirá doblar su producción de automóviles en 2016. Audi, abrirá su primera fábrica ese mismo año y Nissan invertirá cerca de 2 mil millones en su tercera planta de fabricación.

No es de extrañar que con estos datos la economía mexicana creciese el año pasado un 3,9%, más del doble de lo que hizo EE.UU.

Bajo este escenario, uno de los mejores “plays” para la economía mexicana es el ETF México Fund (NYSE: MXF). Se trata de un ETF con alta exposición a financieras, health care, medios, transporte y minería. Todos ellos sectores cíclicos que deberían beneficiarse del auge de la clase media.

Pero lo más interesante del fondo es algo que aún está por superarse. Con un dividendo trimestral de 0,626 dólares por acción, supone a precios actuales un magnífico dividend yield del 7,3%. Pero, gracias al crecimiento del NAV a finales del año pasado, éste subirá hasta los 0,77 dólares por acción trimestralmente, lo que significa un forward yield del 9% en precios actuales.

Sin duda, una excelente opción para aquellos inversores que buscan apreciación del capital y apostar por el crecimiento de la clase media mexicana.

 

Profesionales

Lo más leído