“Anticipamos una mayor volatilidad asociada a las acciones de la Fed”


“El mes pasado, los mercados financieros no solo no siguieron la tradición de ‘vender en mayo’ sino que mantuvieron un intenso apetito por el riesgo, algo que atribuimos al respaldo de la política monetaria y a la mejora de los datos económicos, sobre todo en EE. UU.” En su último informe mensual sobre tendencias del mercado, los analistas de Generali Investments Europe anticipan un mayor grado de volatilidad asociada a las acciones de la Reserva Federal “pero el fin del programa de compra de activos no es inminente, por lo que es probable que los mercados mantengan en general su senda alcista.”

En Europa, los principales indicadores de sentimiento se estabilizaron en mayo pero en Generali mantienen su previsión de crecimiento del -0,9% en 2013. La inflación, por su parte, se situó en el 1,4% interanual. “Después de que el BCE recortase su tipo de interés de referencia en un cuarto de punto en abril, no esperamos nuevas bajadas de tipos pero creemos que la institución mantendrá su postura acomodaticia y aplicará nuevas medidas extraordinarias, por ejemplo, para ayudar a las pymes”, explican desde la gestora en un informe.

Con respecto a Japón, los expertos destacan que el PIB nipón creció en el primer trimestre un 3,5% en términos interanuales, “mucho más de lo que se esperaba”, y atribuyen este aumento al consumo privado y las exportaciones. “Esperamos que esta tendencia alcista se mantenga en los próximos meses gracias a las medidas fiscales que se han puesto en marcha y a la depreciación del yen”. Las exportaciones chinas, por su parte, volvieron a registrar cierta debilidad en mayo “y los indicadores adelantados apuntan a que se producirán nuevas correcciones. De momento, hemos rebajado nuestras expectativas de crecimiento hasta un 7,7% en 2013 y un 8,3% en 2014.”

En renta fija, los tipos de interés de los bonos ‘core’ repuntaron con fuerza en mayo, sobre todo en EE. UU., pero los analistas de Generali creen que las ventas masivas se verán frenadas por las presiones desinflacionistas. “La deuda corporativa también registró un buen comportamiento y se espera que la continuación de las políticas monetarias laxas tanto en EE.UU. como en la eurozona respalde el proceso de consolidación, o incluso el estrechamiento, de los diferenciales.”

Por último, desde la gestora transalpina destacan que “los inversores han empezado a incrementar su exposición a renta variable, que se ha visto beneficiada por las importantes recompras de acciones registradas en EE. UU. y el repunte de la volatilidad en renta fija. En Europa, seguimos sobreponderados en bienes de capital, software, transporte y financieras diversificadas, e infraponderados en farmacéuticas, telecomunicaciones, comercio minorista y seguros”.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído