Anthony Cross y la virtud de no cambiar demasiado la cartera como filosofía de inversión


Nos reunimos (virtualmente) con Anthony Cross, gestor del Liontrust GF Special Situations Fund, para hablar sobre los cambios en la cartera de uno de los fondos estrella de Liontrust. Pero lo cierto es que el gestor tiene pocas novedades que contar. “La verdad es que la cartera no se ha movido apenas, pero porque no ha necesitado hacerlo. No ha salido ningún valor del fondo por completo”, asegura. Más por la filosofía del fondo que porque Cross se anticipara a la crisis del COVID-19, las compañías en este fondo con Sello FundsPeople 2020 por su calificación de Consistente no pertenecen a los sectores más impactados por la pandemia.

Y es que la filosofía de este fondo de bolsa británica se cimenta en la apuesta por compañías con activos intangibles que les aporta una ventaja económica. Un objetivo que el gestor identifica a través de tres focos: la propiedad intelectual, una red de distribución potente o unos beneficios recurrentes altos. Es la receta secreta del fondo, cuenta Cross; apostar por fuertes barreras de entrada y poder de fijación de precios. De ahí que el fondo no se adentrara en la crisis por el COVID con una exposición a los sectores más afectados. “Donde no nos encontrarán es en negocios que apenas han evolucionado. En el retail físico, en ocio, construcción, comercio, transporte ni en la banca”, asegura.

Quizás, reconoce, ayuda también su privilegiado puesto de trabajo durante el confinamiento, en la campiña escocesa. “Aquí me asomo por la ventana y veo árboles con cientos de años. Miro hacia montañas con siglos de antigüedad, tierras que hace millones de años estaban conectadas con Estados Unidos”, cuenta. “Es cuestión de poner las cosas en perspectiva”, defiende.

Impacto del Brexit

Es una postura optimista teniendo en cuenta el contexto actual de crisis sanitaria y económica a nivel global. Para Cross, es más bien cuestión de experiencia. “Julian Fosh (co gestor) y yo llevamos décadas en la industria de la gestión. Ya hemos vivido tiempos difíciles con anterioridad: la crisis financiera, el boom tecnológico y su posterior pinchazo…”, comenta. Y el fondo, siendo de renta variable británica, se enfrenta también a la nube de incertidumbre que supone la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El Brexit está afectando indudablemente al mercado británico, reconoce el gestor. Porque está minando el sentimiento del consumidor y los negocios en Reino Unido y eso presiona a la baja a la libra. Pero Cross también siente que los europeos son demasiado emocionales con el Brexit. “La mayoría piensa que los británicos están completamente locos. El mensaje que transmiten es uno de mucha preocupación. De demasiada, en mi opinión”, afirma.

“Una vez que los políticos se aparten del camino, los negocios podrán tomar las riendas. Y soy bastante optimista con la capacidad de las empresas de lidiar con una crisis, viendo cómo se han manejado durante esta pandemia”, argumenta. “Las empresas seguirán adelante y harán que funcione”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído