Año I después de Bill Gross: nueva era, misma filosofía


PIMCO se reorganiza tras la salida de su fundador. La gestora tira de su equipo para seguir adelante con las estrategias que han llevado al éxito a la entidad. En declaraciones a Funds People, Andrew Balls, director global de inversiones de PIMCO, lanzaba un mensaje alto y claro a la comunidad inversora: “habrá continuidad tanto en el proceso de inversión como en la estrategia de inversión que hemos venido siguiendo hasta el momento. La forma en la que hemos estado gestionando la cartera no cambiará”, afirma. Scott Mather, Mark Kiesel y Mihir Worah serán los responsables del PIMCO Total Return Bond Fund, el producto estrella de la entidad. Lo cierto es que los tres gestores conocen bien el fondo, lo que sin duda ha facilitado la transición.

“Los tres llevamos muchos años participando en el proceso de inversión del Total Return”, explicaba a principios de semana Mark Kiesel. “Es imposible que una sola persona conozca a fondo todos los recovecos del mercado de bonos. Bill Gross se apoyaba en nosotros, y en los otros 240 gestores de carteras de la firma, para generar las ideas de inversión que han respaldado el buen comportamiento histórico de la estrategia”. Pero además, como señala Worah, “también hemos contribuido al Total Return mediante nuestra participación en el Comité de Inversiones”, el órgano de decisión donde se establecen los temas de inversión y las exposiciones de riesgo de todas las estrategias de PIMCO.

Balls asegura que en el equipo gestor estarán muy atentos a los movimientos del mercado. Aunque no puede hablar de los reembolsos–que en los últimos tres días publicaciones como The Wall Street Journal cuantifican en 10.000 millones de dólares en el caso del PIMCO Total Return, en torno a un 5% del patrimonio de un fondo que contaba con 220.000 millones antes de la salida de Gross- sí afirma que seguirán de cerca posibles correcciones del precio de los activos que les interesen para tomar posiciones en caso de que estos se sitúen en niveles de infravaloración. Es un mensaje que lanza Balls a aquellos que estén deshaciendo posiciones en determinados activos en avance de lo que piensen que PIMCO se tenga que ver obligado a hacer.

“Seguiremos a diario los reembolsos, aunque es importante recordar que contamos con una cartera muy líquida que podrá asumirlos fácilmente”, explica Balls. Además del porcentaje que reserva en liquidez, entre esos activos de gran liquidez destaca las importantes posiciones que mantiene el fondo en deuda pública estadounidense y bonos de corta duración. El posicionamiento del fondo continúa apoyándose en lo que PIMCO denomina el ‘nuevo neutral’: un entorno en el que las subidas de tipos serán muy graduales en Estados Unidos y en el que los bancos centrales de Europa, Japón y muchos países de mercados emergentes mantendrán políticas monetarias expansivas.

En el equipo consideran que los diferenciales de crédito están relativamente estrechos pero, dada la abundante liquidez y los robustos beneficios corporativos en muchos sectores, no creen que los spreads vayan a ampliarse significativamente. En Europa, la estrategia que seguirán en PIMCO será la de seguir apostando por crédito, deuda bancaria y bonos periféricos de países como España o Italia. En lo referente al crédito, en el equipo ven excelentes oportunidades de inversión en empresas que ofrezcan sólidos perfiles de crecimiento y poder de fijación de precios en sectores con barreras de entrada donde los fundamentales de crédito están mejorando, como bancos europeos, energéticas estadounidenses y empresas asiáticas del sector del juego, apuntan desde la entidad (leer más). 

Morningstar rebaja el rating del PIMCO Total Return a ‘bronze’

Aunque Morningstar sigue siendo positivo respecto al PIMCO Total Return después de la salida de Bill Gross, han rebajado el rating del fondo a ‘bronze’ debido a la incertidumbre respecto a las salidas de dinero del fondo y a la reorganización de las responsabilidades de gestión. “Llevará algún tiempo ver cómo Ivascyn y los nuevos gestores se unen en un equipo en sus nuevas funciones, pero hay una serie de razones que nos llevan a creer que tendrán éxito con el tiempo. Para empezar, es un grupo experimentado y muy respetado, con Kiesel y Ivascyn que han sido nombrados ambos como mejor gestor de renta fija del año por Morningstar hace unos años. Como especialistas en el sector, han sido a menudo consultados por Gross para darle sus mejores ideas de selección de títulos”, aseguran desde la firma de análisis.

Morningstar también considera que los cambios en el Comité de Inversiones son un buen augurio. “La incorporación de Kiesel y Ivascyn al grupo a principios de este año tras la salida de Mohamed El-Erian ha añadido un importante feedback por parte de los mejores gestores de la firma, mientras que el regreso de Paul McCulley, experto en la Fed, y el veterano gestor Chris Dialynas proporcionan un apoyo macro importante. Los reembolsos del fondo siguen siendo un desafío, pero una participación considerable del 42% en una mezcla de bonos del Tesoro de EE.UU. y de bonos hipotecarios, además de los flujos de efectivo recibidos de los pagos de los cupones y títulos con vencimiento, nos hacen mantener un cauto optimismo sobre la capacidad del fondo a resistir una tormenta importante en cuanto a salidas de dinero”, afirman. (Leer más).

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído