Andbank-BPA, la rivalidad andorrana se traslada a España


La situación que se está viviendo en torno a la venta de Inversis Banco en los últimos días es un reflejo más de una rivalidad que mantienen desde hace años Andbank y BPA, dos bancos andorranos que batallan por ganar activos en Andorra y en España. Esta competencia se había mantenido hasta ahora entre los valles del país pirenaico, pero ha dado el salto a España meses después de que las dos entidades hayan tomado presencia en el país.

Durante años, han convivido en Andorra cuatro bancos privados: Crèdit Andorrà, Andbank, Morabanc y BPA. Mientras que Crèdit Andorrà y Morabanc se han mantenido al margen de la lucha, la competencia entre Andbank y BPA ha sido, históricamente, muy fuerte. Desde hace años, ambas entidades se han arrebatado directivos, banqueros privados e incluso equipos completos de banca privada. Esta situación se ha trasladado a España por primera vez hace apenas dos meses cuando Banco Madrid fichaba al equipo de banca privada que apenas unos meses antes se había incorporado a Andbank en Alicante.

Los cuatro bancos son entidades privadas pertenecientes a distintas familias y todas coinciden en algo: “Hay un mutismo absoluto entre las entidades para preservar sus estrategias”, dice un directivo español que vive en Andorra.

Esta rivalidad histórica se ha recrudecido recientemente por dos motivos más. Desde que Andorra ha perdido sus privilegios fiscales, las entidades buscan operaciones de crecimiento fuera del país para consolidar sus modelos de negocio y, además, según distintas fuentes, el regulador local habría expresado su deseo de que, en un futuro, haya más fusiones entre las entidades. En su día ya se pasó de seis entidades a las cuatro que hay actualmente y se podrían ver más integraciones. Esta circunstancia sería un motivo más para que los bancos estén luchando por crecer en volumen y, en una hipotética fusión, ser la entidad dominante.

BPA ha sido históricamente la entidad andorrana más pequeña pero, en los últimos dos años ha crecido exponencialmente mediante compras como la de Banco Madrid, Nordkapp, Interdín o Liberbank Gestión. Andbank por su parte ha decidido crecer de manera orgánica en España y, si bien, ha conseguido captar cerca de 800 millones en menos de un año, la compra de Inversis Banco le permitiría acelerar sus planes de crecimiento en España y Latinoamérica. Además, Andbank se haría con la ficha bancaria de Inversis (ahora opera como sucursal de su banco luxemburgués). Ambas entidades, además de ganar en volumen, se beneficiarían del uso de la potente plataforma tecnológica de Inversis Banco, que les permitiría hacer ese crecimiento de forma mucho más rápida. 

Ambas entidades llevan meses estudiando la operación de Inversis Banco. En el caso de BPA, la iniciativa ha estado liderada por Rodrigo Achirica y Joan Pau Miquel, mientras que en Andbank conocen Inversis desde dentro pues Jordi Comás y Ricard Tubau, dos de los máximos dirigentes de la andorrana, trabajaron en su día en The Boston Consulting Group cuando esta consultora ayudó a diseñar el negocio de agentes de Inversis. Además, desde hace año y medio trabaja también en la entidad el que fuera responsable de agentes de Inversis durante años, José Luis Blázquez.

En definitiva, una operación estudiada y deseada por ambas partes que podría culminarse hoy (aunque no es previsible) puesto que esta mañana se celebra una nueva reunión de su Consejo de Administración en Inversis Banco. Existen tres posibles escenarios: se mantiene el pacto al que se llegó el pasado viernes con BPA y la entidad se hace con las participaciones de Bankia y Sabadell a la espera de ver qué decide el resto de accionistas; se opta por la contraoferta de Andbank (que ha sido un 1% superior a la de su competidor) o Banca March ejerce su derecho de tanteo y se queda con la entidad. Distintas fuentes apuntan a que esta última opción es la que menos posibilidades tiene de cumplirse, y que de suceder podría mediar algún acuerdo con Andbank para compartir el negocio de Inversis.

No obstante, las posibilidades de que la nueva oferta de Andbank (presentada el lunes por la mañana cuando ya se daba por cerrado el acuerdo con BPA) acabe en un litigio puede hacer retrasar la decisión definitiva, pues los accionistas de Inversis quieren tener claro que la decisión que tomen no les supondrá un problema ni legal ni reputacional. 

En todo caso, las cifras a las que ha llegado la operación han superado todas las expectativas posibles. La venta de Inversis se cerrará, probablemente, entorno a los 200 millones de euros, el doble de lo que la entidad vale en libros y, muy por encima de lo que cotizan las principales entidades españolas, que rondan 0,5-0,7 veces.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente