Andbank aconseja tener menos peso en renta variable, donde señala a España como el favorito de Europa


“Hay que tener menos peso a la renta variable”, ha advertido Álex Fusté, economista jefe del Grupo Andbank, durante la presentación de sus perspectivas para la segunda mitad del año. A nivel general, su recomendación es infraponderar este activo, aunque hay algunos mercados que se salvan. Y dentro de sus preferidos en Europa señalan a España. 

Son conscientes de que el panorama político aún no está despejado, ya que  todavía se espera el primer voto de investidura, previsto para el 22 de julio. Ahora bien, España es una de las pocas economías que ha tenido una revisión de estimaciones al alza”, arguye Marian Fernández, responsable de estrategia macro de Andbank España. Y los datos económicos reflejan una actividad más fuerte de lo que se había previsto.

Sectores como el de utilities, comercio minorista y telecomunicaciones tienen ya un peso del 32% en el Ibex y lideran las bolsas españolas, “ya que la política del BCE de deprimir la curva de rendimientos en todos los países de la zona euro favorece a estos sectores”, arguyen desde la entidad. Así, creen que la bolsa española hoy está barata y sitúan su objetivo para el Ibex en los 9.736 puntos para la segunda mitad del año, lo que arroja un potencial alcista al índice de alrededor al 5%. Ahora bien, no descartan que pueda situarse por encima de este nivel, aunque a partir de los 10.200 puntos considerarían que está caro.

El único pero es la elevada exposición que sigue teniendo el selectivo al sector bancario, cuyo entorno es complicado en el entorno de tipos de interés en mínimos y sin previsión de subidas. “Los bancos impulsarán a las bolsas cuando haya fusiones”, ha advertido Fusté, “y de momento no las hay porque hay desconfianza”, ha insistido.

Según el experto, los movimientos corporativos en el sector financiero no llegarán “hasta que haya mejoras claras en capitalización y los préstamos dudosos (Non Performing Loans)”. Las futuras fusiones mejorarán, según el experto el rendimiento del patrimonio tangible de los bancos.

Visión de Europa y EEUU

Abriendo el foco al mercado europeo, desde Andbank valoran una desaceleración más acusada de lo esperado desde el punto de vista industrial. “La incertidumbre sigue ahí, sobre todo desde el punto de vista industrial, no hay señales unívocas de mejora”, ha justificado Fernández.

Eso sí, aunque creen que hay más incertidumbres que en otras zonas descartan riesgos de recesión. “En momentos anteriores, cuando las expectativas de inflación eran muy bajas como pasa ahora, ha sido una señal para que el BCE lanzara un QE. Pero nosotros no lo vemos tan inmediato, sino que  podrían pasar uno meses estudiando las opciones”, ha explicado. Además, Fernández considera que, “operativamente hablando, el primer paso más fácil sería una bajada de los tipos de interés, no un QE como descuenta el mercado”.

En cuanto a la estrategia de inversión, desde Andbank recomiendan una cartera defensiva, con carteras más equilibradas. Ellos encuentran atractivo el sector energético porque, aunque no está especialmente barato ni tampoco el precio del crudo. Otro sector que lo ha hecho mal y ahora están mirando es el de industriales. Y vigilan el sector bancario, aunque hasta ahora han tenido más aseguradoras en cartera.

Por su parte, en Estados Unidos consideran que la coyuntura no se ha debilitado lo suficiente para justificar una bajada de los tipos de interés en el futuro inmediato. En su opinión, esto es lo que persigue la actuación de Trump, manteniendo esta incertidumbre geopolítica.

También descartan cualquier riesgo de recesión en Estados Unidos, donde creen que “quedan dos o tres años de ciclo alcista”. De hecho, creen que es muy difícil que “los mercados puedan caer a plomo como en diciembre del año pasado”. Sin embargo, infraponderan la renta variable americana ya que el S&P ha alcanzado su objetivo en los 2.800 puntos.

En el mundo dólar, señalan al real estate como uno de los sectores más beneficiados de la caída de curva de tipos porque el tipo hipotecario se hunde. Sería uno de los sectores donde pescar a corto plazo. Por otra parte, otro sector donde empezar a construir posiciones ya con visión a largo plazo sería la banca norteamericana. “Si al final Jerome Powell baja los tipos de interés por la incertidumbre comercial y Trump suaviza su postura, la curva ganará mucha pendiente y el sector que más se beneficiará será la banca norteamericana”, explica Fusté.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído