Análisis del Bci Chindia, el mejor fondo de renta variable por retorno y volatilidad


India está de moda. El cambio de elecciones trajo consigo reformas aplaudidas por los mercados, mientras que el vecino gigante no se queda atrás. Ambos mercados, además, tienen un enorme potencial para seguir creando valor para los inversionistas, asegura Javier Brstilo, jefe portfolio manager de Bci Asset Management. La administradora tiene un fondo de renta variable de los dos grandes emergentes de Asia, el Bci Chindia, que destaca en la industria con el mejor resultado en ratio de Sharpe a un año, con 3,82, y un retorno entre enero y agosto del 30%, según las estadísticas de Morningstar, lo que le convierte en el producto de la industria con mayor rentabilidad en el año si se descuentan de la lista los fondos de acciones brasileñas y latinoamericanas.

El fondo Bci Chindia administra unos 20 millones de dólares tras haber empezado 2014 con 6 millones de patrimonio. “En lo que va de año se ha visto una importante cantidad de aportes, triplicando su patrimonio, apoyado de un muy buen performance del fondo. Hacia delante, se espera que el patrimonio siga creciendo, aunque no a las mismas tasas percibidas hasta el momento”, concreta Javier Brstilo.

El fondo construye su cartera con fondos y ETF de terceros, basados en la inversión de renta variable china e india. Brstilo asegura que de partida no tienen un sesgo a favor de uno u otro tipo de producto, “sino que escogemos los instrumentos que se ajusten de mejor manera con nuestra tesis de inversión”, sin más límites que los propios de la normativa. Para la selección, “contamos con un riguroso y continuo proceso de inversión que consta de seis etapas”, resume. “Las primeras –prosigue- son dos, el análisis top down y el análisis fund picking, complementado con reuniones con los gestores y portfolio managers. Posteriormente, se reúne el comité de inversión, donde se propone, discute y define la estrategia a seguir. Las dos últimas etapas son la ejecución de la estrategia de inversión y el constante control de riesgo”.

Para filtrar los fondos, el equipo de inversión para el fondo realiza un análisis cuantitativo y otro cualitativo. El primero “se elabora luego de obtener información estadística para confeccionar un ranking por las distintas categorías o subcategorías en base a retornos históricos, información estadística, indicadores de riesgo y costes. Adicionalmente, se analizan otros rankings o modelos de scoring de otras entidades”. En cuanto a la parte cualitativa, busca cubrir aspectos como “la filosofía y proceso de inversión, la estructuración y experiencia del equipo, el manejo de riesgos y la información disponible para evaluar la gestión del fondo”, expone Brstilo.

En la última cartera disponible, el vehículo contaba con siete fondos mutuos. “Al contar con un robusto proceso de inversión, la rotación del portfolio ha sido bastante baja durante el año”, asegura el jefe portfolio manager de Bci AM. Asimismo, arguye que tienen un completo control de riesgo incorporado en el proceso de inversión, y que incluye “medición de contribución de rendimiento, exposición sectorial, strees tests o monitoreo continuo del cumplimiento de las normativas”.

El fondo ha destacado en rentabilidad gracias especialmente al impulso de India. Explicado por “las grandes expectativas de la realización de reformas pro-mercado, que se han generado con el cambio de gobierno”. En este sentido, de cara al futuro Brstilo opina que la rentabilidad del mercado indio dependerá de que Nardendra Modi, primer ministro de India, pueda implementar las reformas que ha propuesto. “De ser así, se debería mantener la visión positiva de los inversionistas sobre este país y el desempeño de sus compañías, con lo cual el fondo podría seguir destacando en rentabilidad. Vale la pena destacar que tanto China como India son países con un enorme potencial de crecimiento y sin duda representan una atractiva alternativa de inversión en el largo plazo”.

Lo más leído