Análisis coyuntural del oro


El precio del oro ha corregido en los últimos meses desde la zona de 1.600 $/onza hasta la zona de 1.400 $/onza. Las razones para tal comportamiento han sido variadas: dudas acerca del mantenimiento de compra de bonos por parte de la Reserva Federal americana, ventas de algunos bancos centrales y estampida mediante la venta masiva de algunos ETF´s. Este último factor es el resultado de los dos anteriores. La demanda de oro de inversión representa el 30% del total de la demanda de oro.

El contrapunto a tal comportamiento es la demanda por joyería del metal dorado. Ese tipo de demanda representa en torno al 60% del total de la demanda. Resulta pues más que recomendable analizar este tipo de demanda si se quiere predecir el comportamiento del oro en un futuro cercano.

India es el mercado individual más importante para el oro. Durante la madrugada del 4 al 5 de junio de 2013 –horario español- hemos conocido que el Banco Central Indio (Reserve Bank of India) ha impuesto nuevas limitaciones para restringir la importación de oro en aquel país. El oro es responsable por sí mismo de la mitad del déficit comercial indio, que supera el 5% del PIB del país asiático. El oro importado por la India durante el mes de mayo ha superado en 162 toneladas al oro producido en la India, aumentando el déficit corriente de oro de 142,5 toneladas correspondiente a abril.

El instituto emisor indio ha prohibido las importaciones financiadas con crédito bancario, imponiendo que todas las importaciones del metal amarillo se tengan que realizar al contado. En términos técnicos representa que para poder importar mediante crédito documentario se tenga que contar con el dinero en metálico. Hasta ahora bastaba con el reconocimiento de aceptación de dicho instrumento crediticio, usualmente utilizado en las operaciones de exportación-importación.

Esa medida ya ha provocado que el diferencial sobre el precio cotizado que aplican los importadores de oro haya aumentado hasta los 10 $/onza desde los aproximadamente 1,25 $ previos. Las formas de hacer negocio en el negocio del oro se han encarecido en el país asiático a raíz de la decisión del banco central indio.

¿Qué implicaciones tendrá esto para la demanda de oro físico?

Atendiendo estrictamente a la demanda india esta se ha recuperado en el último año con respecto al año previo aunque sigue estando por debajo de las 300 toneladas de hace tres años. El impuesto a la importación que fue diseñado hace menos de un año por el gobierno indio no ha frenado la demanda doméstica de oro. En ese afán por disminuir el déficit comercial cabe situar estas nuevas medidas comentada en estas líneas. Esa decisión no es propia de una economía de libre mercado y de un país emergente que aspira a incrementar su peso económico mundial. Esa decisión es más propia de un régimen férreo centralizador planificado, propio de esquemas ampliamente superados, y de los que, afortunadamente,  sólo quedan algunos reductos localizados en algunos países con un peso económico irrisorio a nivel mundial. Los indios demandan oro para regalar por motivos culturales y religiosos durante sus festividades y bodas. Esas festividades están concentradas en mayo y junio. Estas nuevas medidas encarecerán el precio en rupias del oro, pero no lograran frenar –al menos suficientemente- la demanda doméstica por joyería. Además la mayoría de los festivales ya han sucedido, por lo que el impacto de las nuevas medidas tomadas tienen un límite en su impacto.

Sin embargo la cotización del oro está en un nivel técnico preocupante tras cruzar el denominado cruce de la muerte, esto es cuando su media móvil a corto plazo cruzó a la baja a la de largo plazo. Días después entre los días 12 y 15 de abril de 2013 tuvo lugar una bajada significativa del precio del oro que lo llevo por debajo de los 1.400 $/onza. La debilidad estructural en la cotización del oro podría durar a lo largo de los próximos meses si el precio no supera los 1.440 $/onza.

Todo hace pensar que la debilidad del oro seguirá al menos durante algún tiempo. Adicionalmente la fortaleza de ciertas divisas como el dólar o el yen no ayudan a la recuperación del metal dorado. El tiempo y los inversores marcarán –como siempre- el destino de la cotización del oro.

                           

Lo más leído