Ana Rivero: “Europa ha pasado de ser core versus periféricos a países con o sin reformas”


En un periodo en donde los activos monetarios están en terreno negativo, al existir el convencimiento de que los tipos estarán al 0% al menos durante 2015 y de que existe una fase de debilidad en el crecimiento europeo, la rentabilidad relativa del Tesoro español frente al Euribor y la deuda core presenta mayor atractivo, motivo por el cual Ana Rivero, directora de Producto y Market Intelligence de Santander AM España, no cree que haya que salir corriendo de las letras del Tesoro español.

No obstante, señala cómo, en términos absolutos, la rentabilidad es muy ajustada, debido a la mejora de confianza y el visible resultado de las reformas implementadas en España. Por ello, piensa que se debe mantener como un complemento, no como un activo principal. En este sentido, para las inversiones en renta fija considera que “en el mundo que estamos no te queda otra que meter duración”.

“Lo normal es que la prima de riesgo siga cayendo y apostamos por deuda española”, manifiesta Rivero que se fundamenta en que, si se confirman las previsiones económicas, “sería previsible una adicional corrección de la prima de riesgo por debajo de los 100 puntos básicos”. A 12 meses, estima, esta podría bajar hasta los 75 puntos básicos.

De ahí la sobreponderación a España y que hayan empezado a mirar a Italia. A pesar de que tanto la república italiana como la francesa sean uno de los lastres del escenario económico, por no haber implementado las reformas estructurales que han tenido que realizar con urgencia los países periféricos, se muestra más preocupada por Francia, “realmente el problema”, que por Italia. “Es importante hacer reformas y ver que se cumplen”, añade. En este contexto, resume, cree que Europa ha pasado de ser core versus periféricos a países con o sin reformas.

Incertidumbres

Los problemas de Francia e Italian son uno de los siete puntos que Rivero ve que puedan tener implicaciones en la economía -excluidos los riesgos geopolíticos-, entre los que también se encuentran: la preocupación por un menor crecimiento en China, la desaceleración puntual de Alemania provocada por situación de Europa del Este y el menor crecimiento global, el hecho de que los dos bancos centrales no quieran tener una moneda fuerte, la deflación y que el crédito este “por los suelos”.

De estos dos últimos factores, subraya que las expectativas de inflación siguen siendo positivas (1,2%) y que hay un 70% de posibilidades de que no se produzca deflación, además de que Mario Dragghi no va a permitir que esto ocurra; y del segundo, que es un claro síntoma de que la economía no va bien y que está afectando mucho a que no prospere que a las empresas les salga barato emitir.

Desde Santander AM opinan que el BCE seguirá con su política, ahora diferenciada con la Reserva Federal, de mantenimiento del estimulo monetario y que cabe la posibilidad de que implemente nuevas medidas como el TLTRO, compra de covered bonds, ABS y crédito, así como un posible Quantitaive Eeasing público que podría llegar en el primer trimestre del 2015, sino “el mercado se va a poner nervioso”, comenta Rivero. Esperan además que, como mencionaba anteriormente, se mantengan los tipos bajos durante mucho tiempo, aunque no tanto como supone parte del sentimiento de mercado, que lo fija en 2018.

El ahorro deja paso a la inversión

En este entorno “súper bueno para el país pero malo para los ahorradores”, Rivero apunta como la remuneración al ahorro sin riesgo no va a existir y que el ahorro va a dejar paso a la inversión. Algo que ya se esta materializando desde mayo de 2014, según datos de Inverco, donde los fondos de inversión de ahorro -garantizados, rentabilidad objetivo, monetarios…- han sufrido reembolsos netos, a diferencia de mixtos, renta variable o renta fija duración. Tendencia que corresponde con la experimentada por Santander AM que ha visto como fondos perfilados (Select) o mixtos tradicionales recibian entradas (Tándem). Por otro lado, ven complicado mantener con estos tipos productos de rentabilidad objetivo. 

“En 2014 ha entrado mucho dinero en fondos que antes no estaba”, motivo por el cual, según Rivero, “se va a poner a prueba a los gestores”.

En este año de gestores, como apunta Rivero, con pocas alternativas por la parte corta de la curva, además de la deuda española en relativo frente a la core, cree que una fuente adicional de rentabilidad en renta fija será el investment grade, del cual indican que sigue cobrando relevancia como activo diversificador y generador de carry. Asimismo, este les parece más razonable que el high yield, donde tienen menos expertise y han acudido ya muchos inversores.

Aunque realmente el activo diferenciador que todo inversor debería tener, en la medida que su perfil de riesgo se lo permita, es la renta variable. Así lo afirma Rivero, que lo cita como “la única alternativa real de inversión en base a los fundamentales”. Tanto en España como en Europa no ve “ningún problema de valoración”, y se decanta por el potencial de Europa (especialmente España) frente a EE.UU., donde “esta muy comprada la recuperación”.

En definitiva, resume, la mejor manera de mitigar la volatilidad que pueda haber será mediante la diversificación, que conlleva optar por una gestión activa y por subir un peldaño el escalón de riesgo. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído