Amundi se plantea rebajar las comisiones en sus monetarios a corto plazo


La decisión del BCE de dejar de remunerar los depósitos de los bancos de la zona euro ha hecho que varias gestoras decidan limitar temporalmente las entradas en sus fondos monetarios más a corto plazo. Otras, sin embargo, los mantienen totalmente abiertos, como es el caso de Amundi o Pictet, aunque en el primer caso admite que la nueva situación puede llevarle incluso a rebajar las comisiones de sus productos para compensar la caída de rentabilidades.

Las gestoras que han decidido no admitir por ahora nuevas inversiones, como J.P. Morgan AM, Goldman Sachs Asset Management y BlackRock, argumentan que la dificultad para conseguir rendimientos con esta nueva política del BCE les ha llevado a tomar esta decisión para no perjudicar a los actuales partícipes, ya que las nuevas inversiones provocarían una bajada de la rentabilidad del conjunto del fondo.

Consciente de la nueva situación, Amundi ha comunicado a sus clientes que teniendo en cuenta la realidad de los mercados financieros existe la posibilidad de que "los fondos monetarios de deuda pública puedan registrar una bajada estructural en su valor liquidativo". No obstante, deja claro que no es su escenario central.

La gestora asegura que dada "la baja remuneración ofrecida actualmente por los mercados monetarios, continuaremos persiguiendo nuestro objetivo de preservación del capital invertido en los fondos monetarios ajustando, si es necesario, nuestras comisiones”. Este tipo de productos apenas supone el 1% de la cartera total de la gestora.

Por su parte, Pictet AM mantiene abiertos a suscripciones y traspasables sus dos fondos monetarios en deuda de países de la máxima calidad crediticia y los cuatro monetarios tradicionales (con calificación mínima A), en este caso menos afectados por la decisión del BCE dado que tienen un espectro de inversión más amplio.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído