Amundi: frene sus expectativas sobre los activos de riesgo para 2015


¿Está pidiendo consejos sobre cómo invertir de cara al año que viene? Ibra Wane, estratega sénior de Amundi, ofrece algunas recomendaciones al respecto: “No deberíamos ser muy exigentes con los activos de riesgo, porque han subido mucho en los últimos tres años. El mundo va a ser un lugar más complejo”, explica en primer lugar. Recuerda así que la expansión por múltiplos ya se ha producido, y además de forma agresiva, y ahora le llega el turno a las empresas para empezar a mejorar sus beneficios. Sin embargo, la economía europea va a un paso distinto que el que marcan los mercados.

De hecho, Wane tiene una opinión ambivalente sobre la marcha de la recuperación económica en Europa: “Probablemente lo peor ya ha pasado, pero aún es pronto para la celebración”. Razones no le faltan para complementar este segundo argumento: constata, por ejemplo, que siete años después, muchos países aún no han conseguido que su PIB vuelva a niveles previos a la caída de Lehman Brothers. “Lo que es sorprendente no es que los emergentes hayan entrado en negativo, sino que se haya revisado a la baja las previsiones para la zona euro”, añade, en referencia a la rebaja de las expectativas de crecimiento para Alemania. Esto lleva a Wane a advertir que “se ha salido de la recesión, pero la zona euro tendrá dificultad para ganar velocidad”.

Wane se apoya en cuatro datos para reforzar su argumento de que la recuperación va a ser mucho más suave que las anteriores. El primero viene de la mano del PIB, como ya se ha comentado. El segundo tiene que ver con que la tasa de desempleo sigue siendo muy elevada en la zona euro (del 11,5%), especialmente entre los menores de 25 años (23,3%). Por otra parte, destaca que el crecimiento del PIB que se ha registrado en el último año ha venido exclusivamente por la parte del consumo, ya que la inversión sigue siendo muy baja tanto en el sector público como en el privado.

Finalmente, el cuarto argumento viene dado por la ratio deuda/PIB, que no sólo sigue siendo elevada sino que además aún no se ha estabilizado. Es por ello que el estratega vaticina que si el IPC permanece muy bajo, el crecimiento real del PIB también, y que además los tipos de interés continuarán muy bajos por mucho tiempo, los países de la eurozona tendrán que atravesar muchas dificultades para poder seguir reduciendo su endeudamiento. Según datos proporcionados por el experto de Amundi, el tipo medio de la deuda es del 2,5% para el papel francés y del 3,75% para Italia y España. Su pronóstico es que si el PIB nominal cae por debajo de esos niveles, la ratio de deuda sobre el PIB empeorará en estos países.

Dados todos estos datos, el escenario central con el que están trabajando desde Amundi – al que asignan un 65% de probabilidad, frente al 70% del año pasado- es que se produzca una situación de estanflación o reflación, lo que le lleva a enfatizar que desde la gestora creen en la historia de recuperación, pero no son complacientes con la velocidad a la que se va a producir. El segundo escenario que manejan, con un 30% de posibilidades y que es de hecho el que consideran el peor escenario (el año pasado sólo le asignaban un 10% de probabilidad) es la vuelta a la recesión y deflación. Finalmente, el tercer escenario y el más improbable de los tres (5% de probabilidad) es que se produzca una normalización monetaria.

A continuación se detallan los puntos más importantes de estos tres escenarios y su impacto sobre activos de riesgo en un cuadro resumen elaborado por los expertos de la gestora.

Tres escenarios de Amundi para la eurozona en 2015

 Escenario 2: deflación/ recesión (30% probabilidad)Escenario central: estanflación/reflación (65% probabilidad)Escenario 3: normalización (5% probabilidad)
MacroHacia una brecha mayor en la producción vía  revisión a la baja del crecimientoHacia la eliminación de la brecha en la producción vía revisión a la baja del crecimiento potencial. Inflación muy baja.Hacia la eliminación de la brecha de producción vía mejora del crecimiento.
Tipos a corto plazoBajos durante mucho tiempo, con expectativas muy modestas sobre futuras subidas de tipos.Bajos durante mucho tiempo, con expectativas modestas sobre subidas futuras de tipos.Subidas de tipos en dirección al 3% en dos años.
Tipos a largo plazoBajos durante mucho tiempo en algunos países del núcleo y diferenciales mayores en otros.Bajos durante mucho tiempo.Subida rápida y fuerte (corrección de una anomalía)
Curva de tiposMuy plana durante mucho tiempo en algunos países del núcleo y muy abrupta en otros.Plana o no muy pronunciada.Aplanamiento bajista.
Bonos corporativosLos diferenciales no proporcionan suficiente protección y su ensanchamiento es inevitable.Estrategias atractivas de carry a no ser que haya expectativas de recesión o deflación.Peligro en las estrategias de carry.
Renta variableCrecimiento y beneficios vs tipos bajos. Los mercados caen.Tipos inferiores en activos refugio de largo plazo, impacto sobre las valoraciones de renta variable, fuerte diferenciación por sectores. El euro y el QE son clave.Crecimiento y beneficios vs subidas de tipos e incremento de las expectativas de inflación. Los mercados suben.
DivisasEl euro se deprecia.El euro se deprecia.El euro se aprecia.
Retornos esperadosRevisados significativamente a la baja.Revisados a la baja.Vuelta a la normalidad.

 

Fuente: Amundi Research

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído