En cartera: Amundi Bonds Global Aggregate, buscando valor en renta fija y divisas


La renta fija, al igual que el resto de los activos, se está viendo afectada por los eventos de mercado. El inversor de renta fija, por su parte, tiene que enfrentarse igualmente a los comportamientos dispares del activo y buscar aquellos activos que mejoren su rentabilidad ajustada al riesgo tomando como referencia la visión macroeconómica global.

Actualmente, los agentes de mercado que más incidencia están teniendo en el comportamiento directo de la renta fija son los bancos centrales.

En 2016, la divergencia de las políticas monetarias puede crear distorsiones ligadas a los diferentes momentos de mercado que cada una de las economías están viviendo. Así, mientras el pasado jueves 10 de marzo el BCE sorprendía positivamente a los mercados con una nueva batería de medidas acomodaticias, su homónimo americano (Fed) todavía sigue sopesando una nueva subida de tipos. Por otro lado, el Banco de Japón sigue sin cambiar su discurso, manteniendo la inyección constante de liquidez en el mercado.

En esta divergencia pueden encontrarse oportunidades a través de la inversión en diferentes países y regiones cuyas economías, negocios y divisas se comportan de forma poco correlacionada por estar en ciclos muy distintos.

Asimismo, las oportunidades se pueden encontrar dentro de los diferentes tipos de activos existentes en la renta fija, lo que lleva tanto a los gestores como a los inversores, a buscar productos globales, que no se centren en un índice de referencia, sino que tengan la suficiente flexibilidad como para abordar diferentes fuentes de retorno.

¿Cómo aprovechar estas divergencias a través de un fondo global?

El fondo Amundi Funds Global Aggregate, que cuenta con cuatro estrellas Morningstar, sigue un índice de referencia de renta fija agregada, pero además de las clases de activo que componen el índice (renta fija soberana, crédito con grado de inversión y ABS/MBS), el fondo puede invertir en high yield (máximo 20%), deuda emergente (máximo 34%) y divisas para construir un universo de inversión enriquecido.

Uno de los pilares de la estrategia del fondo es la gestión activa de la divisa, que puede ser una fuente de rentabilidad adicional descorrelacionada con otros activos y que responde a la necesidad de encontrar valor en un entorno de bajos tipos de interés.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído